Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) muestra que el 62 por ciento de las familias recortaron el consumo de carne por la escalada de los precios. Además reporta que el 49 por ciento bajó el consumo de leche y que el 42% disminuyó el consumo de frutas y verduras.

"Una familia recorta primero en salidas recreativas. Junto con ello, ajustan los gastos en indumentaria. Si ello no es suficiente, el recorte llega a los alimentos: carnes, gaseosas, lácteos, frutas y verduras. Finalmente, se deja de consumir en el rubro más sensible: medicamentos", analiza el reporte.

consumo.jpg

Al mismo ritmo que bajó el consumo de carne y verduras, se incrementó la compra de productos derivados de las harinas como las pastas y el arroz. El consumo de carne está en 50 kilos por persona de forma anual, el más bajo en diez años.

carne consumo.jpg

El consumo muestra que la crisis se profundizó en marzo, mes en que se hizo la encuesta: mientras que en enero de 2019 las salidas recreativas bajaron en un 63% de los encuestados, en marzo alcanzó el 73%.

En el Conurbano bonaerense, entre el 52% y 55% de los encuestados redujo el consumo de lácteos. El mayor impacto del desplome se dio en el Conurbano Oeste y