Se estrenó El hombre invisible en tiempos de lucha contra la violencia de género: stalkers y relaciones abusivas con tintes aterradores

La vuelta del clásico monstruo de la histórica compañía Metro Goldwyn Meyer (MGM) se aggiorna a las problemáticas actuales y proporciona un crudo relato de horror doméstico.

28 de febrero, 2020 | 18.03

Elizabeth Moss, la actriz de series como 'The Handmaid's Tale' y 'Mad Men', brilla en esta adaptación libre de 'Blumhouse', la compañía de películas de terror creada por Jason Blum (ideólogo de la franquicia Actividad Paranormal) que se desprende de la reconocida novela escrita en 1897 por H.G Wells para tratar de lleno una problemática tristemente resonante: la violencia de género en todos sus formatos. El resultado final de esta revisión del clásico es fresco y escalofriante, un largometraje destacable por la construcción de una atmósfera opresiva, característica fundamental de los largometrajes de terror psicológico.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Leigh Whanell -un nombre pesado en el mercado del miedo reconocido por los guiones de las populares sagas 'El juego del miedo' y 'La noche del demonio'- dirige esta nueva versión del clásico monstruo de la Metro Goldwyn Meyer (MGM), mítica "major" del cine recordada por llevar a la fama a criaturas como Frankenstein, El hombre lobo y Drácula, entre otros, y relata la odisea de una arquitecta a la que todos creen loca para combatir una relación tóxica y mortalmente peligrosa. El hombre invisible llega en un momento justo con la sentencia del ex productor de cine Harvey Weinstein por abuso sexual y la revolución del movimiento feminista, desatado por el hashtag #MeToo, para demostrar que se puede asustar con temáticas actuales, dramáticas y repudiables. La ficción consigue poner los pelos de punta en varias secuencias.

El climax se cocina a fuego lento y en la heroína, el mártir de este relato, reside el máximo peso de credibilidad narrativa. Elizabeth Moss da en la tecla y regala una interpretación sobresaliente, por momentos asfixiante. La eficaz dirección de Whanell -quien supo estar bajo tutela de James Wan (saga El Conjuro)- es el broche de oro justo para que todas las piezas encajen en su sitio: Una actriz cuya solidez y convicción se puede ver en pantalla, un escenario tenebroso y austero en recursos visuales, y momentos inquietantes distribuidos de manera inteligente hacen de El hombre invisible una opción más que digna para los gustosos de un género que no siempre sorprende por su calidad.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Es importante remarcar el mensaje que engloba toda la historia, ligado a las consignas del feminismo, y pone al empoderamiento de las mujeres en primer plano frente al machismo y la violencia varonil: No están locas, ni desequilibradas, ni son psicóticas aunque la cultura patriarcal quiera instalar lo contrario. El hombre invisible es una película oscura que, pese a algunos lugares comunes, se erige digna entre las ofertas de la cartelera.

El hombre invisible

  • Nuestra Opinión: Muy Buena.
  • Dirección: Leigh Whanell.
  • Actúan: Elisabeth Moss, Oliver Jackson-Cohen, Aldis Hodge, Storm Reid, Harriet Dyer, Michael Dorman y Benedict Hardie.

MÁS INFO
Ignacio Dunand

Crítico especializado en cine y teatro. Escribió en revista Almagro, La Mancha y OnTrend. Quería estudiar para ser villano de Disney, pero descubrió que ser periodista era un mejor oficio. Marica peronista.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►