Se estrenó Dark Waters en pleno impacto del coronavirus

Logrado thriller ambiental con resultados convincentes. Nos llevamos veneno a la boca y los principales responsables son los empresarios neoliberales.

13 de marzo, 2020 | 14.39

En plena crisis por el brote de coronavirus en Argentina, llega Dark Waters a la cartelera nacional. Este thriller judicial inspirado en hechos reales consigue resultados más que convincentes y la razón de ello yace en la oscura temática a desarrollar: Los residuos químicos que los poderosos liberan en el agua que tomamos. Una película sofocante y eficaz, que no pierde el ritmo narrativo y arroja conclusiones que estimulan a generar un cambio de conciencia social.

En Dark Waters presenciaremos el caso de unos granjeros afectados por derrames tóxicos de una planta de la multinacional Dupont, los villanos de la historia y los responsables de envenenar el agua que toda una población ingiere. Esta problemática ecológica, sostenida por el atractivo y bien llevado enfrentamiento entre los habitantes y las corporaciones, llega a oídos de Robert Bilott (Mark Ruffalo), un abogado de Taft Stettinius & Hollister, una de las firmas más prestigiosas de Cincinnati, quien toma el caso. Las consecuencias no tardarán en llegar, no vale la pena arruinar la experiencia spoileando detalles claves.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los químicos mencionados Dark Waters generan resultados tan horrorosos como predecibles: cáncer, malformaciones, ulceras con hemorragías y muertes. En este terreno fangoso conviven los protagonistas, atravesados por intereses y conflictos esenciales para dotar de condimentos a la cinta. El director Todd Haynes bebe de referentes del género como Steven Soderbergh, un as en materia de thrillers con connotaciones médicas, y construye una historia sólida. Más de un espectador saldrá del cine movilizado, no es un divertimento ni una aventura para tomar de forma ligera. Hay un claro y sentido mensaje de denuncia: todos estamos envenenados, los agrotóxicos en los alimentos son un claro ejemplo que las organizaciones de cultivos populares y de cuidado del medioambiente visibilizan año a año.

A Mark Ruffalo lo acompañan un colorido grupo de actores soportes, la cuota drámatica para que el largometraje no se hunda en la marea narrativa a la que aspira: Se destacan Anne Hathaway, como la esposa que trata de sostener los hilos familiares y la estabilidad mental de su marido, y Tim Robbins, como un escrupuloso jefe que, cuando las cosas queman, saca a relucir sus matices más empáticos. Dark Waters homenajea a las víctimas con respeto y sin otra pretensión más que concientizar. La verdad se revela poco a poco y sobre el final, se corta el aire en las salas de cine. Aquellos que, movidos por la intriga de la película, gusten de investigar más al respecto, se encontrarán con datos apabullantes: Los tóxicos en nuestro cuerpo son más familiares de lo que nos gustaría.

Dark Waters

  • Nuestra Opinión: Muy Buena.
  • Dirección: Todd Haynes.
  • Actúan: Mark Ruffalo, Anne Hathaway, Bill Camp, Tim Robbins, Victor Garber, Mare Winningham, William Jackson Harper, Bill Pullman y Louisa Krause.

MÁS INFO
Ignacio Dunand

Crítico especializado en cine y teatro. Escribió en revista Almagro, La Mancha y OnTrend. Quería estudiar para ser villano de Disney, pero descubrió que ser periodista era un mejor oficio. Marica peronista.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►