08 de enero, 2020 | 21.10
Revelan deuda de 4.600 millones del socialismo con Cammesa | Santa fe

Santa Fe: revelan una deuda de 4.600 millones del socialismo con Cammesa

El peronismo denunció que eso es lo que debía la Empresa Provincial de la Energía al asumir, entre facturas impagas e intereses. Hubo cruces con ex funcionarios, que minimizaron el rojo.

El peronismo denunció que eso es lo que debía la Empresa Provincial de la Energía al asumir, entre facturas impagas e intereses. Hubo cruces con ex funcionarios, que minimizaron el rojo.

La transición de seis meses en Santa Fe fue suficientemente áspera entre el socialismo y el peronismo, pero luego de un comienzo de gestión en el que Omar Perotti elevó más el tono y Miguel Lifschitz contestó con trabadas legislativas, enero transcurre todavía con estridencias.

El Frente Progresista permanece agazapado en Diputados, donde resiste comandado por el ex gobernador a la batería de leyes de emergencia que el PJ necesita para gobernar con atribuciones que le den margen de maniobra bajo el argumento de que son superpoderes.

La movida obligó al perottismo a agudizar el ingenio y redoblar la estrategia: a lo que primero fue un informe de proyección de déficit general, una vez en el poder se está traduciendo con un desglosamiento en cada área en el que sumó deudas con proveedores y servicios.

Hace días, la ministra de Infraestructura, Hábitat y Servicios Públicos, Silvina Frana, difundió un documento en el que detalla que la cartera que comanda muestra un pasivo de más de 8 mil millones de pesos. De estos, más de la mitad corresponde a deuda de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) con la Cammesa, dato que fue confirmado por la mayorista eléctrica. Son más de 4.600 millones de pesos entre facturas vencidas e intereses.

Frana aseguró este lunes que, al asumir el nuevo gobierno, la EPE tenía una factura impaga de 2 mil millones de pesos que tuvo que ser cancelada el 27 de diciembre y correspondía a los meses de junio y agosto del año pasado. Pero luego apareció un nuevo vencimiento de 2.226.000 que debía ser abonado este 8 de enero, más intereses por unos 600 millones de pesos.

Minimizar

Pronto vino la contestación de la ex secretaria de Energía Verónica Geese, quien afirmó que al momento de terminar su gestión no existía ninguna factura impaga y que había dejado dinero en la caja de la empresa para cubrir los cheques que pagaron la factura de 2 mil millones que vencía con posterioridad al 10 de diciembre.

En cuanto a los intereses, argumentó que se acumularon entre 2018 y 2019 como consecuencia de hacer frente a situaciones complejas bajo la administración macrista. “Cuando desde la EPE decidimos no trasladar a la gente el aumento que se produjo en mayo y agosto, se generó esta deuda, pero ello respondió a un contexto de crisis del cual ninguna empresa santafesina está exenta”, declaró a la radio santafesina Cadena Oh!.

Un asesor socialista de la mesa chica, consultado por El Destape, se quejó con enojo: “Es una deuda de 4 mil millones de una empresa que factura 50 mil millones al año. Me parece humo. Frana tiene un presupuesto aprobado por 65 mil millones solo para el 2020”.

El operador continuó: “No entiendo qué quieren. En cuatro años recesivos, Santa Fe hizo lo que dice el propio Alberto, ponerle dinero en el bolsillo de la gente y generar empleo. Eso se hizo: obras, 82% móvil y cláusula gatillo. Esto da un déficit del 2% sobre un presupuesto anual de más de 400 mil millones Es insignificante”.

Echar luz

“Cuando decidimos poner a a luz estos números, era una forma de rendir cuentas para que todos los santafesinos sepan qué fue lo que recibimos. De ninguna manera es una excusa para paralizar lo que se esta haciendo, pero si para que todos entendamos que hay que buscar una solución”, dijo Frana a El Destape.

En ese plano, dijo que la difusión pública de las cifras tiene que ver “con un reclamo a la oposición que hasta ese menos de un mes era oficialismo, para poder volver a debatir las leyes de emergencia”. Según su lectura, significa “darle al gobernador electo por mayoría herramientas para salir de esta coyuntura de deuda, y al mismo tiempo empezar a trabajar en nuevos proyectos”.

Frana recordó, en ese sentido, que “los Estados se endeudan más allá de quiénes los gobiernen, y por más que hace 20 días había otro color político en el gobierno las deudas hay que asumirlas ahora”.

En tanto, hizo referencia a la conferencia de prensa de los ex funcionarios del Frente Progresista, en la que pusieron en duda los números que reveló la actual ministra. “Hubo un cuestionamiento de lo que detallamos, pero Cammesa nos dio públicamente la razón”, dijo Frana y marcó “la necesidad de hacer acuerdos para poder pagar, porque así como está no se puede”.

“Sería bueno tener el respaldo del sector político que tomó esta deuda”, insistió sobre la declaración de emergencia. Y aseguró que tomarán “caminos alternativos” para evitar “parar la provincia” porque “en otros ministerios, como el de Salud, no se les paga a los proveedores de medicamentos e insumos desde el mes de mayo”.

Tras el consenso al que se llegó en el Senado santafesino, donde Perotti pudo por primera vez ordenar a toda la tropa justicialista, ahora la pulseada sigue en la Cámara baja, donde el Frente Progresista tiene mayoría de 28 legisladores y el peronismo solo junta un bloque de 6, que se estiró a 11 votos positivos con aliados circunstanciales cuando el paquete de leyes fue rechazado. Ahora llegaría como propuestas individuales, y la negociación durante enero es voto a voto. Los diputados que querían irse de vacaciones, se tendrán que conformar con el aire acondicionado de la Legislatura.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?