La municipalidad de Salta, gobernada por el PRO Gustavo Sáenz, está en el ojo de la tormenta por una nueva denuncia de un caso de corrupción que involucra al intendente y otros funcionarios públicos de su administración. En este caso, es por la contratación directa de obras en el “Parque de la Independencia de la Patria” que, según denunció Guillermo Alberto – hoy asesor precario – no se realizaron, pero se cobraron en connivencia con el Gobierno local y en detrimento de las arcas públicas.

En la denuncia a la que tuvo acceso El Destape, con fecha de mayo de este año, se detalló que el 20 de enero de 2017 los intendentes Gustavo Adolfo Ruberto Sáenz y Yolanda Vega, de Salta y Cerrillos respectivamente, anunciaron la construcción del “Parque de la Independencia de la Patria” en la zona sur de la Ciudad de Salta. La obra consistía en 26 hectáreas que se sumarían a los espacios verdes municipales.

La ejecución íntegra del parque quedó en manos de la Municipalidad y en octubre, 10 meses después de la colocación de la piedra basal, el Gobierno inició un expediente referido a la iluminación de la zona. La apertura de sobres de la Contratación Directa N° 1721/17 fue el 16 de noviembre de 2017 y la empresa adjudicada a través de la Resolución N° 1571/17 de la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad de Salta fue Arcadio Obras Eléctricas S.R.L por un monto total de $ 2.313.161.

La obra finalmente se entregó mediante orden de compra el 17 de noviembre y fue recibida por Gerardo Romero, quien conformó la empresa Arcadio y es socio de Matías Huergo, el empresario denunciado por formar parte de una asociación ilícita junto a funcionarios públicos. Romero es un jubilado que figura como titular de varias empresas, pese a no registrar ingresos compatibles para tal rol.

Pese a que el trabajo tenía un plazo de ejecución de treinta días para la colocación de un sistema de luminarias en el parquizado, la empresa ostentó el récord de realizarlo en 8 días y cobrar el 95% de la obra. Sin embargo, según la denuncia presentada, las tareas nunca se realizaron.

En el detalle, se remarcó que el 22 de noviembre se presentó la primera factura por un total de $ 2.313.161.56 para que, dos días después, el Subsecretario de Inspecciones y Certificaciones, Francisco Agolio, firmara la certificación parcial de obra por el 83,74% de ejecución. Ese mismo día la empresa presentó la factura y cinco jornadas más tarde cobró $1.937.041,49.

 

 

De estos datos surge, según la denuncia, que “en dos días la empresa realizó más del 80% de la obra y en 5 días lo cobró”. Respecto al 11,26% restante de la obra, “fue certificada falsamente por Francisco Agolio el 30 de noviembre (ya que la obra no se realizó en el porcentaje certificado), y el mismo día presentó la factura la empresa adjudicada para cobrar el 12 de diciembre”.

Por ese 11,26% restante, Arcadio debía facturar “$ 260.461, 99, pero se hicieron dos recibos de pagos, uno por el monto de $ 67.370, 00 y otro por $91.200,00 haciendo un total de $158.570,00”. Esto dejó un 5% de la obra sin pagar, dinero que quedó en el limbo, tal como reconstruyó El Destape en base a la denuncia efectuada por Guillermo Alberto.

Sin embargo, el tiempo récord y el cobro del 95% de la obra no se reflejaron en las tareas encomendadas. En la denuncia se constató que el parque “continúa con los mismos sembradíos de antaño sin un rastro de farolas o torres de iluminación. Los vecinos son testigos de semejante estafa a la fe pública ya que según sus dichos nunca hubo obrador, ni cartel de obra y menos que menos farolas, torres de iluminación, tableros”.

Este “fraude” requirió de la “participación y complicidad de gran parte del complejo aparato de poder municipal en connivencia con empresas creadas al solo efecto de perjudicar a la administración pública y beneficiar a los participantes de esta asociación ilícita”. En este sentido, mencionaron al intendente Gustavo Sáenz, iniciador personal del proyecto, hasta funcionarios de la Secretaria de Obras Públicas, como Francisco Agolio, de Hacienda como Pablo Gauffin  y del Tribunal de Cuentas de la Municipalidad.

 

Los amigos del poder

 

La denuncia fue dirigida al Procurador General de la Provincia de Salta, Abel Cornejo que, según pudo saber El Destape, la remitió al fuero federal por considerar que existía conexión con otros ilícitos señalados. Sin embargo, fuentes confiables aseguraron a este medio que, por su relación con Matías Huergo – cuyo nombre completo es Huergo Cornejo -, definió no tomar la responsabilidad de investigar los hechos.

El Procurador General de Salta, Abel Cornejo, en el casamiento de Matías Huergo.

La foto precedente correspondiente al casamiento de Matías Huergo, a la que accedió este medio, aparece el Procurador, quien resultó ser familiar del empresario, tal como aseguró el portal Opinorte. Junto a ellos está Milagros Patrón Costas, quien fue diputada provincial y ahora se desempeña como Secretaria de Asuntos Agrarios. A su lado está Martín Grande, hoy diputado nacional por Cambiemos y Matías Cánepa, el actual presidente del Concejo Deliberante.

 

La connivencia municipal

 

Como reveló El Destape en base a una denuncia de la AFIP que tramita en el fuero federal, se allanó el domicilio de Matías Huergo, donde se encontró una computadora con diferentes archivos, uno de ellos llamado “00 Caja Nueva Mayo 2018 (versión 1)”, en la pestaña denominada: “Diario 2017”, donde se detectó un cuadro con registros de ingresos y egresos.

En el detalle de los conceptos pagados figuran pagos a “Pgauffin” o “Pablo Gauffín” en distintas oportunidades, por un total de $ 1.510.000. Además, se hallaron documentos que involucraron a otros funcionarios. En el archivo denominado “Certificado N°1 - 300 Farolas.xlsx”, de una computadora de las oficinas de Arcadio Obras Eléctricas SRL, se detectó que se confeccionó “Certificado Parcial de Obra N° 2” de la Obra para provisión de farolas en el macrocentro de la ciudad por $754.000. Las personas que suscribieron el Certificado eran Juan Martín Romero, en carácter de Ingeniero Electricista de SEC S.A., y el Ingeniero Miguel Uraga en carácter de Director de Obras Eléctricas de la Municipalidad de Salta.

 

 

Según la denuncia, también figuran conceptos que se referirían a pagos efectuados a Marcos Rizzotti, Director de Concursos de Precios y Licitaciones Públicas de Obras Públicas - Dirección General de Contrataciones de Obras Públicas - Subsecretaría de Contrataciones – Secretario de Hacienda por un importe total de $ 340.000, quien mediante nota eleva al Director de Tesorería Municipal juegos de Pliegos impresos que rigen el llamado a contratación.

Finalmente, se encontraron registros cuyos conceptos serían pagos efectuados a Francisco Agolio, quien se desempeñaría como subSecretario de Inspecciones y Certificaciones, Secretaría de Obras Públicas y Planificación Urbana, encargado de firmar la conformidad de factura presentada por SEC S.A., junto a Uranga, por el certificado parcial de obra para elevar a Hacienda.

Por estos hechos, se pidió que se investigue abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público; fraude a la Administración Pública provincial; cohecho; malversación de caudales públicos; negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas; exacciones ilegales y asociación Ilícita.

 

En esta nota