Macri busca impunidad | El Destape con Roberto Navarro EN VIVO Suscribite

X

El presidente ruso, Vladimir Putin, subrayó que es necesario "redefinir el rol del dólar" ya que "se ha convertido en un instrumento de presión", a la vez que remarcó "la profunda relación" que tiene su país con China ha superado todas las expectativas y señaló que el reto en común es superar las acciones promovidas por Estados Unidos para "torpedear" los principales proyectos económicos de ambos países.

"Es evidente que estos cambios profundos del sistema financiero exigen adaptar a las organizaciones internacionales, redefinir el rol del dólar que, tras haber sido una moneda de reserva, se ha transformado en un instrumento de presión de su país emisor sobre el resto del mundo", declaró Putin.

En un discurso durante el plenario del Foro Económico Mundial de San Petersburgo, Putin destacó la cooperación entre Rusia y China, algo que consideró un factor importantísimo para garantizar la estabilidad a nivel mundial". 

"Nos pusimos un listón, alcanzar los 100.000 millones (de dólares de intercambio) durante el año pasado. Llegamos a los 108.000 millones. Superamos el listón, el intercambio comercial crece", afirmó.

Pese a eso, ambos países tienen un reto a superar: las acciones promovidas por Estados Unidos contra el gasoducto Nordstream 2 y contra la compañía de telefonía china Huawei, en las que Washington defiende sus intereses en detrimento de los de los demás, señaló.

El Nordstream 2, acotó, "no se corresponde con los intereses de quienes en el marco del modelo universalista existente se acostumbraron a la exclusividad y la impunidad, y a que por sus cuentas deben pagar otros".

"Y por ello intentan torpedear el proyecto", alegó, según la agencia de noticias EFE.

Estados Unidos se opone abiertamente al Nord Stream 2, que suministrará gas ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico, al afirmar que Europa estaría "totalmente controlada" por Rusia.

Putin comparó esta disputa con la que abrió Washington con la compañía Huawei, "a la que tratan no solo de acosar, sino expulsar sin ceremonias del mercado global" y a la que algunos ya se refieren "como la primera guerra tecnológica de la era digital".

Por su parte, el mandatario chino, Xi Jinping, invitado de honor al evento, defendió que en condiciones de inestabilidad económica los países deben buscar adaptar el modelo de globalización y no destruir el sistema comercial, en alusión directa a la guerra económica desatada contra su país por Estados Unidos.

Xi argumentó que "los principios básicos no siempre responden a los intereses de cada uno de los países" pero "si hablamos de beneficio para todos, entonces hay que atenerse a ese principio para garantizar la armonía a nivel global".

Además, destacó que pese a las tensiones comerciales con Estados Unidos, el presidente, Donald Trump, es su amigo y ninguno de los dos países está interesado en la "ruptura total" de las relaciones. 

"A pesar de nuestras discusiones comerciales, hay una relación muy estrecha entre China y Estados Unidos. Tenemos el mayor intercambio comercial y es difícil de imaginar una ruptura total" entre ambos países, declaró Xi al intervenir en el plenario del Foro Económico Internacional de San Petersburgo.