La Unión Cívica Radical (UCR) no tiene ningún dirigente entre los binomios para la Presidencia y este dato es la primera vez que sucede desde la vuelta de la democracia en 1983. 

Mauricio Macri vació de representación al radicalismo pese a los rumores previos de que un o una radical iba a integrar la fórmula. Con la decisión de sumar a Miguel Ángel Pichetto se quedó sin ese lugar.

 

 

Podría haber ocupado algún espacio en la fórmula de Roberto Lavagna, que sumó a algunos radicales díscolos. Pero tampoco sucedió y como vice va Juan Manuel Urtuey. En ambos casos, un triunfo de los diversos peronismos. 

En un repaso histórico se destaca que desde el triunfo de Raúl Alfonsín, uno de los referentes de la historia del radicalismo, hasta este 2019 siempre hubo algún radical en los binomios, según publicó el diario La Voz. 

En 1983 había competido con la fórmula ganadora Alfonsín y Víctor Martínez. En 1989 fueron Eduardo Angeloz con Juan Manuel Casella. En 1995 estuvieron Horacio Massaccesi y Antonio M. Hernández. Las elecciones presidenciales de 1999 lo dieron triunfante a Fernando de la Rúa junto a Carlos “Chacho” Alvarez. En 2003 lo tuvo a Leopoldo Moreau por la UCR. En 2007 ganó Cristina Fernández de Kirchner en dúo con el radical Julio Cobos. Y Roberto Lavagna fue acompañado por el entonces senador nacional de la UCR Gerardo Morales. En 2011, Ricardo Alfonsín y Javier González Fraga fueron la Alianza Unión para el Desarrollo Social con el radical encabezando todo. Y en 2015, el mendocino Ernesto Sanz compitió en las PASO junto a Lucas Llach, contra los binomios Mauricio Macri-Gabriel Michetti y Elisa Carrió-Héctor Flores.