En el marco de una fuerte crisis, Industriales Pymes Argentinos (IPA) reclamaron la puesta en marcha de sesiones extraordinarias en el Congreso para que trate un proyecto de ley que contemple su dramática situación. La solicitud incluye una serie de demandas que tiene asidero en la crisis que comenzó en 2018.

“Aprobar un paquete de medidas que ayuden a las Pymes industriales a atravesar la fuerte crisis por la que atraviesa la producción y el trabajo y que su extensión hasta el recambio presidencial tendrá como consecuencia inevitable la pérdida de empleo y el aumento de la pobreza”, señaló la entidad en un comunicado.

Tras la media sanción de la ley de Emergencia Alimentaria, IPA sostuvo: "pedimos la Emergencia Pyme. Por eso apelamos a la sensibilidad de los legisladores para que hagan un alto en la campaña electoral y piensen que un país que atraviesa una profunda crisis como la actual no entiende de tiempos de recambio de gestión sino que precisa medidas urgentes para evitar que las Pymes, que son las que más empleo generan, puedan resistir esta tormenta que será extensa, gane quien gane", alertó Daniel Rosato, titular de IPA.

 

 

La propuesta planteó “la pesificación de la energía industrial con un dólar a 45 pesos para evitar remarcaciones que se trasladen a los productos de primera necesidad que se encuentran en las góndolas; una amplia moratoria con quita de intereses y a tasas preferenciales; obligación a los bancos privados para el otorgamiento de financiamiento productivo con tasas de hasta el 21 por ciento; y la restitución de los créditos en dólares para los sectores exportadores".

El IPA propuso una moratoria impositiva con las deudas actualizadas a tasas preferenciales o que se realice una actualización sólo del capital con un plan de pagos con tasas bajas al sostener que "es clave para que las empresas puedan regularizar sus deudas porque sino va a ser un cuello de botella que no va a permitir la continuidad".

"Es urgente la puesta en marcha de una amplia moratoria porque las deudas están llegando y son impagables para los industriales. La situación es agobiante y ya no se puede esperar a que cambie el Gobierno", sostuvo Rosato