El presidente Mauricio Macri reconoció que fue estafado por una constructora que colocó en un SUM que mandó a hacer a la Quinta de Olivos dos aires acondicionados de frío-calor cuando no lo necesitaban. 

"Me hice acá un SUM para hacer reuniones ahí afuera. Que me hicieron enojar, porque cuando terminaron la construcción habían puesto dos equipos de frío-calor y yo pregunté para qué si esto no necesita", contó Macri. 

"Se ve que querían facturar un par de equipos innecesario. Siempre te pasa, pero la verdad que nunca se han prendido", sostuvo el jefe de Estado. 

 Macri hizo el comentario en un encuentro con jóvenes sobre "las acciones puestas en marcha por el Gobierno para contribuir a mitigar y a revertir los efectos del cambio climático".