El periodista del grupo Clarín, Osvaldo Bazán, intentó atacar a los taxistas por protestar contra Uber, que opera pese a estar prohibido en la Ciudad de Buenos Aires.

A través de su cuenta de Twitter, contó que se quiso tomar un taxi y como los conductores se encontraban protestando contra Uber no había ninguno disponible y terminó usando la aplicación ilegal.

"Hoy quise tomar un taxi. No había taxi. Estaban en una marcha contra Uber porque Uber les saca pasajeros. Me tomé un Uber", aseguró.

Para colmo, el periodista luego quiso alardear que su publicación había logrado los 20.000 retuits aunque en realidad solo tuvo 4.900: "Este tuit tiene en dos días más de 20000 retuits. ¿Qué te parece, qué quiere decir eso?".