Carlos Arroyo, el polémico intendente de Mar del Plata, respaldó la creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores impulsado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y fue más allá al asegurar que está “totalmente a favor del servicio militar”, en el que incluiría a “mujeres y discapacitados”.

Además dijo que la iniciativa para capacitar en valores democráticos y republicanos a jóvenes de 16 a 20 años que lanzó el gobierno nacional “es excelente” porque la eliminación del servicio militar obligatorio fue “el peor error”. 

“Siempre consideré como un verdadero desastre para el país la decisión motivada por un pésimo general, que fue (Martín) Balza, de desactivar el servicio militar”, lanzó el intendente.

Arroyo sostuvo que “hay una enorme juventud que no tiene nada que hacer, no tiene un oficio; andan dando vueltas en vez de estar aprendiendo a cuidar la soberanía argentina, están en plazas drogándose o tomando cerveza”.

 

 

“Estoy totalmente a favor del servicio militar. Lo digo para todo el mundo, hasta para las mujeres. Y además lo haría también para los discapacitados, pero no para ponerles un arma en la mano.Cambiaría el sentido. Lo haría como una escuela de oficios, de capacitación de vida, que es otra cosa totalmente distinta, porqueaprenderían a tener orden, a tener disciplina, en muchos casos a ser higiénicos”, apuntó.

Arroyo afirmó que las escuelas “no están dando esas herramientas”, y acotó: “Si hay algo que no dan es orden y disciplina. Lamentablemente es así. Yo soy docente, lo he vivido. No era el caso de mi escuela”.

Aseveró que no es necesario el uso de armas, pero sí otras medidas como “levantarse a la misma hora, aprender a comer, a bañarse todos los días, a lavarse la ropa llegado el caso, a hacer una cama”.

“Si usted incluye a los discapacitados les daría un motivo para vivir, para hacer cosas un oficio. Creo que hay que ser inclusivos”,agregó.

Enseguida insistió en que sería distinto a lo que había: “Nada que ver con el servicio militar que conocimos, porque aquello era armado, para desfilar. Era otra cosa. Yo estoy pensando en un servicio que sirva para juntar a nuestra juventud, para hacerla conocer el país, para que vean otras realidades, educarla”, describió.

También recordó que dio clases de Historia en el Ejército y tuvo“alumnos que tenían 20 años y no sabían quién había sido San Martín o Belgrano”. Mencionó que había otros a los que les daban una pastilla de jabón y “la olían y la guardaban en el armario porque no sabían que era para bañarse”. “Entonces, esas son las funciones que debe cumplir un servicio”, concluyó.