Murió "Popeye", el sicario de Pablo Escobar

Padecía cáncer de esófago desde hace meses. Había confesado más de 300 asesinatos y la colocación de 200 bombas.

06 de febrero, 2020 | 09.34

John Jairo Velásquez Vásquez, el sicario Popeye, murió esta madrugada a los 56 años en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá. El asesino que trabajaba para Pablo Escobar y que había sobrevivido al cartel de la droga luchaba contra un cáncer de esófago. 

El múltiple asesino padecía cáncer de esófago desde hacía meses y estaba internado en esa institución, que confirmó su muerte a las 5.30 de la mañana. Así lo comunicó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario. Según lo publicado por el diario El Tiempo,"tenía metástasis en los pulmones, hígado y otros componentes abdominales y estaba hospitalizado desde el pasado 31 de diciembre del 2019".

El sicario de Escobar según su testimonio ante medios de comunicación ejecutó 300 asesinatos y coordinó 3.000. Popeye -había sido condenado a 40 años de prisión aunque se la redujeron a 26 por su colaboración con la Justicia- confesó su participación en el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán, quien murió baleado el 18 de agosto de 1989 mientras asistía a un acto de campaña en Soacha, localidad aledaña a Bogotá.

A Velásquez además lo habían condenado a 12 años de prisión por narcotráfico en 2008.  En agosto de 2014 abandonó la cárcel, debido a había cumplido tres quintas partes de la pena y como tuvo buen comportamiento se le otorgó la libertad condicional. Sin embargo hace uno meses había vuelto a prisión, por extorsionar a familias de Antioquia para que pusieran a su nombre propiedades que supuestamente en el pasado habían sido adquiridas con dinero ilegal.

 

 

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►