La conductora Mirtha Legrand admitió que es "adicta al whatsapp" y que manda mensajes a altas horas de la madrugada para amigarse con conocidos porque "tenés que irte de este mundo y que la gente te quiera".

"Me hecho adicta al WhatsApp, es a lo único a lo que soy adicta", confesó Legrand luego de que Flavia Palmiero, invitada a su mesa, dio a conocer que le manda "mensajes a las 3 de la mañana".

Al tiempo que la diva contó: "Yo me he amigado con gente que no me hablaba. Le mandaba un beso para amigarme, todo escrito".

Además, señaló que no usa emojis y respeta todas las reglas ortográficas a la hora de chatear. "Todo con punto y coma. Si me equivoco vuelvo atrás, pongo el acento donde corresponde. Todo bien de maestrita", indicò.