Los dos testimonios que pueden voltear la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina Kirchner

La defensa de Carlos Zannini solicitó que dos exfuncionarios de Interpol declaren antes del inicio del juicio oral que aún no tiene fecha.

06 de enero, 2020 | 19.05
Los dos testimonios que pueden voltear la denuncia de Nisman | Denuncia de nisman

El inicio del juicio oral contra Cristina Kirchner y otros funcionarios kirchneristas por la firma del Memorándum de Entendimiento por Irán, denuncia formulada por el fallecido fiscal Alberto Nisman, no tiene fecha de inicio pero ya hay dos testimonios que pueden dar por tierra el proceso. Se trata de las declaraciones del entonces secretario general de Interpol, Ronald Noble, y Joël Sollier, consejero jurídico de esa secretaría en 2013, cuando se selló el documento con el país islámico para destrabar la investigación por el atentado a la AMIA en 1994.

La defensa de Carlos Zannini, secretario legal de la Presidencia y exsecreatario de Legal y Técnica del gobierno de Cristina, solicitó en noviembre de 2019 que se adelante la toma de las declaraciones de ambos exfuncionarios de Interpol. De este modo, podrían dar su testimonio antes del inicio del juicio oral y convertirse en una herramienta para cerrarlo antes de su comienzo o como testimonio para, mediante un proceso judicial de meses, arribar a alguna conclusión respecto a la intención del Gobierno argentino de avanzar en la investigación por la explosión en el edificio de la calle Pasteur sin quitar las alerta roja que pesaban sobre los sospechosos iraníes.

Noble ya manifestó en reiteradas ocasiones que la firma del Memorándum no implicaba un levantamiento de estas circulares rojas. De hecho, detalló que el excanciller Héctor Timerman - procesado en la causa - jamás solicitó ésto sino que, por el contrario, manifestó expresamente la necesidad de mantenerlas.

Apenas conocida la denuncia del fallecido fiscal, el excanciller recibió una nota de Noble en la que manifestó: "Estimado ministro Timerman, buen día. Escribo para dejar en claro su posición y la del gobierno argentino en relación con las notificaciones rojas de Interpol emitidas con relación al atentado terrorista de 1994 contra la AMIA que mató a 85 personas e hirió a cientos más", según leyó el propio exfuncionario en conferencia de prensa en Casa Rosada.

El extitular de Interpol manifestó que en cada ocasión que hablaron "en relación a las notificaciones rojas emitidas con relación al caso AMIA, usted indicó que Interpol debía mantener las notificaciones rojas en vigor". 

Pese a ello, argumento que fue central en la denuncia de Nisman contra funcionarios kirchneristas por presunto "encubrimiento" de los sospechosos iraníes con la firma del Memorándum, la causa fue elevada a juicio oral en marzo de 2018 por el juez Claudio Bonadio.

Ahora, la defensa de Zannini solicitó que los exfuncionarios de Interpol declaren anticipadamente, sin esperar el inicio del juicio. El Destape pudo reconstruir que la Justicia analiza viajar para tomar los testimonios de los hombres en cuestión o hacerlo vía teleconferencia.

De este modo, con las declaraciones, podría haber sobrada prueba para dar por tierra con la denuncia de Nisman ya que, según su alegato, la firma del Memorándum implicaría el levantamiento de las circulares rojas, lo que fue desmentido en numerosas ocasiones.

De hecho, a fines de 2017, meses antes del elevamiento a juicio oral, Noble tuiteó que la Oficina Legal de Interpol le envió un memo a la Argentina en marzo de ese año en el que se especificó que "el estado de la presente notificación (las alertas roja de AMIA) permanece inalterado, según lo decidido por la Asamblea General de Interpol en 2007".

El exfuncionario insistió en que el Memorándum de Entendimiento firmado en 2013 por la Argentina e Irán "no removió las alertas rojas" e incluso destacó que "tanto el excanciller (HéctorI) Timerman como el jefe de abogados de Interpol escribieron en 2013 que el acuerdo no implica ningún cambio en el status de las notificaciones rojas".

Vía redes sociales, Noble recordó que Nisman sostuvo, en 2015, que Irán "abandonó todo interés en el asunto (del acuerdo) tras el comunicado oficial de Interpol un mes y medio después, el 15 de marzo de 2013. Y efectivamente, transcurridos casi dos años, desde aquel entonces no hubo avance alguno”. Por lo que el Memorándum nunca entró en vigencia.

De hecho, se explayó y explicó que "desde el momento en que Interpol comunicó que no caerían las notificaciones, Irán suspendió el tratamiento interno de ratificación del Acuerdo, retirándolo del parlamento (…) difiriendo en forma indefinida su implementación", según señaló entonces Nisman, en palabras de Noble.

Así, concluyó que "si desde 2003 Argentina nunca requirió que las alertas rojas de la AMIA fueran removidas y si Nisman declaró en 2015 que la carta de marzo de 2013 de Interpol dejaba claro que las alertas rojas seguían en vigencia, el fallo del juez (Claudio) Bonadio debe ser rechazado por parcial, engañoso y sin sustento", en referencia a los procesamientos dictados en 2017.

Nisman denunció a Cristina, Timerman y otros funcionarios kirchneristas el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de aparecer sin vida en su departamento de Puerto Madero. Daniel Rafecas, hoy candidato a la Procuración General de la Nación, fue el primer juez que desestimó el argumento del fiscal al explicar que el Memorándum había sido aprobado por el Congreso, los dichos de Noble sobre las alertas rojas y, por ende, la falta de pruebas para sostener semejante acusación.

Pese a ello, se logró mantener la causa y el expediente llegó a juicio con el dictado de las prisiones preventivas de Cristina, que tenía fueros, Timerman - quien falleció de un cáncer al no poder viajar a Estados Unidos para hacer su tratamiento -, Zannini y Luis D'Elía.
 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?