La ONU comenzó la discusión de un nuevo marco para reestructuración de deudas

03 de febrero, 2015 | 20.30
La Organización de Naciones Unidas (ONU) comenzó hoy en Nueva York la discusión para la elaboración de un marco regulatorio multilateral para la reestructuración de deudas soberanas, de manera de brindar soluciones duraderas al problema de la deuda de los países.

En ese marco, Sacha Llorenti, el embajador de Bolivia ante la ONU, fue elegido presidente del Comité ad hoc de la Asamblea General que llevará adelante las conversaciones destinadas a elaborar la convención. La resolución aprobada el 9 de septiembre "marca un antes y un después en el debate" de la comunidad internacional, planteando la necesidad de "crear un marco jurídico que facilite la reestructuración ordenada de las deudas soberanas", que a su vez "permita restablecer la viabilidad y el crecimiento equitativo" de los países, dijo Llorenti.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE


"Es de especial importancia que haya una solución eficaz, completa y duradera al problema de la deuda de países en desarrollo" a fin de posibilitar su "desarrollo inclusivo", agregó el diplomático, quien se desempeñó hasta los primeros días de enero como titular del G77+China, y tuvo a su cargo la presentación de la moción impulsada por el grupo a partir del caso argentino.

La primera de lo que serán tres jornadas consecutivas de trabajo en la sede de la ONU contó hoy con la exposición del ex ministro de Economía colombiano y actual profesor de la Universidad de Columbia, José Antonio Ocampo.

El experto señaló que "la reestructuración de deuda es un mecanismo esencial para el funcionamiento de todas las economías modernas" que viene siendo aplicado desde hace muchos años, pero que ahora plantea una cuestión principal dada "por los problemas creados por las decisiones de los tribunales de Estados Unidos", como se dio en el caso argentino, "que crearon grandes obstáculos a una de las reestructuraciones más exitosas de la historia".

Por su parte, el flamante presidente del G77+China, el sudafricano Kingsley Mamabolo, transmitió la "profunda preocupación" del grupo sobre la problemática suscitada con los fondos buitrey explicitó su "profundo compromiso con este proceso" que está teniendo lugar en el organismo multilateral.
El G77+China considera "especialmente importante que haya una solución oportuna eficaz, justa, completa y duradera a fin de garantizar el crecimiento y desarrollo de los países" para lo que llamó a mantener "un debate cabal y profundo entre los estados miembros" de las Naciones Unidas, concluyó Mamabolo.

El primer día de trabajo del Comité para la elaboración de un marco regulatorio internacional para procesos de reestructuración de deudas soberanas, continuó con la intervención de los representantes de distintos países que participaron activamente de la discusión a través de comentarios y propuestas.
La agenda de trabajo continuará mañana y el jueves, en la sede de la ONU, en Nueva York.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►