#AltaData | Venganza de Macri: allanó C5N Suscribite

X

La Justicia bonaerense falló a favor de la igualdad. Luego de un duro litigio legal, ARBA deberá garantizar a su empleada Malena Díaz Reck una licencia de maternidad por 90 días con goce de sueldo. ¿Cuál era el problema? Como no es ella quien está embarazada, sino su pareja, Natalia Pagano, querían darle una licencia por paternidad, que es de sólo tres días.

Malena y Natalia son pareja desde hace siete años. El año pasado decidieron ser mamás, e iniciaron un tratamiento de fertilidad. Luego de algunos inconvenientes, finalmente Natalia quedó embarazada. Brunna llegará a término en enero, y, mientras que a Natalia le dieron la licencia correspondiente, Malena se encontró con que, como no es la madre gestante, la consideran "padre" de la beba.

Embed

Es que la ley vigente para el régimen de la administración pública de la Provincia de Buenos Aires habla de la conformación familiar únicamente en términos binarios y heterosexuales: apunta únicamente a parejas conformadas por una mujer y un varón, y refuerza los roles de género que establecen que las madres son las que deben cuidar de los hijos e hijas, mientras que los padres deben salir a trabajar y llevar el pan a la mesa.

A pesar de que la ley de matrimonio igualitario fue aprobada en 2010, y la de identidad de género en 2012, la norma todavía no ha sido actualizada. Por lo tanto, va contra los derechos de las parejas de lesbianas o gays, los padres solteros que adoptan hijos o hijas, madres y padres trans que no se condicen con el mandato tradicional de familia, e incluso las parejas heterosexuales se ven desfavorecidas ya que los varones no pueden pasar más tiempo con su bebé tras el nacimiento.

Ahora, gracias al fallo del Juzgado Contencioso Administrativo N° 1 de La Plata, no sólo ARBA deberá garantizarle este derecho a Malena, sino que la legislatura bonaerense deberá modificar la legislación vigente del régimen de licencias para todos los empleados y empleadas del Estado provincial.

"Está establecida como un binomio, con rol madre/padre, mujer/ varón. Va en contraposición a la nueva ley de matrimonio igualitario, a la ley de identidad de género, de fertilización asistida. Es un régimen de familia heteropatriarcal, donde a las mujeres se les concede 90 días mientras que al padre sólo 3. Ubica a la mujer en un rol de cuidado de los hijos y al hombre en el lugar de proveedor. Eso también genera una situación de desigualdad ante las nuevas conformaciones de familia y también para las familias heterosexuales", explicó la abogada de Malena, Luz Santos Morón.