La furia de Liniers con Boca, un club del ascenso argentino que junta plata con sus socios para que AYSA no le corte el servicio

Durante la gestión de Mauricio Macri tuvo que juntar plata con sus socios para evitar que le corten el suministro. Mientras tanto, el club que presidía Daniel Angelici llenaba sus arcas con millones de pesos mensuales.

17 de enero, 2020 | 10.45

Sergio Massa destapó la olla y el país entero se enteró del negociado entre Boca Juniors y AYSA, cuando Daniel Angelici y Mauricio Macri eran presidentes del 'Xeneize' y de Argentina respectivamente. Fueron más de tres millones de pesos mensuales los que se destinaron al club de fútbol y la novedad fue condenada por la sociedad. Incluso por los clubes también: Liniers, una entidad del ascenso, estalló en Twitter.

Impuesto a las Grandes Fortunas

"Mientras le entregaban millones al club más poderoso del país, nosotros organizamos eventos para pagar un plan de pagos y no nos corten el suministro", fue el mensaje de este equipo que milita en la última categoría del fútbol argentino (Primera D). Lo manifestado tiene que ver con la etapa de gestión macrista: al mismo tiempo que AYSA desviaba fondos a Boca, intimaba a la humilde entidad y amenazaba con quitarle el suministro.

De este modo, no sólo el plano futbolístico fue quien cuestionó lo realizado en los últimos cuatro años: muchas voces se alzaron desde otros sectores y hasta algunos intentaron entender que por este camino fue que Boca se hizo de refuerzos valiosos en los últimos mercados de pases.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►