La caída de la Superliga se cocina a fuego lento: la AFA quiere retomar el poder en Primera División a partir de junio

La asociación presidida por Tapia intentará retomar el control de la Primera División con la ayuda de sus dirigentes más fieles. Quieren terminar con el doble comando y darle fin a una idea macrista que se inició en 2017. ¿Qué dirá Alberto?

22 de febrero, 2020 | 14.29

Nunca fue una idea que gustó del todo dentro del círculo de dirigentes más acérrimos a Julio Grondona. Ni siquiera terminó de convencer a Claudio Tapia, quien hoy es presidente de la Asociación del Fútbol Argentino: la Superliga llegó con aires de grandeza y buscó catapultar el deporte nacional a nivel mundial. Prometió una "lluvia" de auspiciantes que no han llegado y lo único rescatable de la misma es un cronograma de partidos mucho más ordenado que antes de su irrupción.

Diego Uma de Babasónicos en El Destape Radio

Todo esto es un pequeño detalle si tenemos en cuenta el "doble comando" con el que se manejó el fútbol argentino desde 2017 hasta la fecha. Desde la llegada del organismo presidido en la actualidad por Mariano Elizondo, los roles y las responsabilidades se han repartido y los dirigentes de AFA han perdido ese "peso" que supieron tener dentro de la organización de la Primera División. 

Superliga es la que administra pero AFA es quien se encarga de abonar los salarios de los empleados y jueces que dirigen semana a semana los diferentes partidos

Esto, claramente, no sólo trajo problemáticas estructurales: en consecuencia, los conflictos también han sido económicos, tanto por ingreso y egreso de dinero, como por derechos televisivos y demás cuestiones burocráticas que hacen imperioso el regreso de un único comando que hilvane y reparta de una manera que deje a todos contentos los billetes que están en juego.

"La plata en juego es la de la TV, la estática, publicidad, etcétera. Son miles de millones en juego", le confió uno de los dirigentes más importantes del fútbol argentino a El Destape. Esos "millones en juego" son más de 6.500.000.000 de pesos que administra Superliga y que reparte entre AFA y los clubes.

Sin embargo, Superliga es la que administra pero AFA es quien se encarga de abonar los salarios de los empleados y jueces que dirigen semana a semana los diferentes partidos. Claramente se esperó mucho más de un organismo que por el momento sólo se diferencia del resto por tener entradas "europeas" a los estadios y un calendario acomodado.

 

En sentido económico, AFA busca volver a tener el control y se está evaluando una ruptura unilateral para disolver la Superliga de Mariano Elizondo a fines de junio y retomar el comando de Primera División bajo el formato de una "Liga Profesional".

"El nuevo gobierno de Fernández va a ver con buenos ojos que el poder vuelva a la AFA, con cambios en la conducción", manifestó un importante dirigente del fútbol argentino

"La Superliga desaparece y volvemos a AFA, después veremos cómo sigue", confió otro dirigente muy allegado a Claudio Tapia a El Destape. Lo cierto es que ya se sabe "cómo sigue" este asunto y se espera un guiño del gobierno de Alberto Fernández para terminar de romper el último bastión macrista que quedó dentro del fútbol.

EL DESTAPE RADIO DE SÁBADO ►