Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

Un documento al que tuvo acceso El Destape confirma un adelanto de este medio: la familia Macri elaboró un plan para no pagar la deuda del Correo, amparándose en juicios que inició contra el Estado. De acuerdo al escrito, que está dirigido a la Cámara Comercial y brinda aclaraciones requeridas por la Procuración General del Tesoro, el abogado Jaime Cibils Robirosa propone que la empresa de la “famiglia” logre que se homologue en diciembre un acuerdo con el Estado por los 296 millones de pesos que deben hace 18 años, curiosamente antes de que el presidente Mauricio Macri deje la presidencia. El acuerdo que quiere cerrar apunta a pagar los intereses con el dinero que ganaría en los procesos que Correo Argentino S.A. inició contra el Estado Nacional. Si las acciones que tiene contra el Estado le son favorables, los Macri terminarían con un saldo a favor de más de 3 mil millones de pesos. Es decir, un negocio redondo.

A la hora de sacar las cuentas y acomodar los números en favor del Correo Argentino S.A. (CASA), en el documento se referencia “diciembre de 2019” como una “fecha hipotética de homologación” del supuesto acuerdo entre la empresa y el Estado. A la vez, se menciona febrero de 2020 como fecha de pago. Dos años después, es decir, “febrero de 2022” espera la “fecha hipotética de liquidación firme de pago de una sentencia de condena contra EN (Estado Nacional) a favor de CASA”.

¿Qué números hace la empresa presidencial? Busca abonar los 296 millones pesos que debe del canon, por un lado, e intereses (por una mora de casi dos décadas) por apenas 438 millones. Es decir, 724 millones totales cuando la deuda actualizada a la fecha suma 4.500 millones de pesos. A la vez, sostiene acciones contra el Estado por más de 4 mil millones.

 

 

La maniobra para licuar la deuda es explícita en el documento al que accedió El Destape

Por ejemplo, se contempla un escenario A, en el que se aborda el “Pago del Estado por un valor igual o mayor al importe teórico del canon ajustado”. Allí se hacen sumas y restas para finalmente concluir que “si el pago del Estado es por un valor igual o mayor a $438.383.956 el reconocimiento adicional queda totalmente cancelado, siendo el excedente de disposición de la Concursada”. Esto implica que si las cosas salen como calcula la empresa de la familia presidencial, hasta ganaría mucho dinero.

En el escrito también se contempla un escenario B. Allí se diagrama un “primer pago del EN inferior al importe teórico del canon ajustado”. Se postula una hipótesis según la cual el Estado abonaría a Correo $200 millones.

Y agrega, con un optimismo digno de una maniobra articulada con antelación, que “si el segundo pago fuera igual o superior a $283.080.948, el Reconocimiento Adicional quedará cancelado, siendo el excedente de disposición de la Concursada”.

Estas cuentas las elaboran porque los Macri tienen varios juicios contra el Estado a partir del caso Correo Argentino. Todas  tramitan en el fuero Contencioso Administrativo, a diferencia de la causa en la cual se discute su propia deuda con el Estado, que el presidente Macri quiso (y quiere) condonar, que está radicada en el fuero Comercial.

Pero lo que no tiene en cuenta el documento que lleva la rúbrica de Cibils Robirosa y el letrado Jaime Kleidermacher, es que la Corte Suprema de Justicia en el 2009 prohibió este tipo de cancelaciones.

 

 

Cartas marcadas

Tal como informó El Destape, la familia Macri ejecutó una maniobra para unificar varios juicios contra el Estado en el marco de la quita de la concesión a Correo Argentino y elegir un juez que intervenga en estos reclamos que superan los 4.000 millones de pesos. Es justamente con esos procesos con los que busca llegar a una suma cero con la deuda que mantiene con el Estado. Incluso, busca quedarse con una millonaria suma.

La operación es perfecta: pagar poco y unificar juicios contra el Estado donde pretenden cobrar mucho por los servicios de un juez amigo. Quien es el magistrado? Se trata de Enrique Lavié Pico, quien se alineó con los intereses del Gobierno y fue correspondido con el cierre de una denuncia en su contra promovida por Elisa Carrió.

En un tercer movimiento sincronizado, el presidente Macri busca desplazar mediante un traslado a la fiscala Gabriela Boquin, quien frenó la condonación de la deuda de la familia presidencial con el Estado y expuso el negociado del Presidente.

Cronología

El 15 de julio, tal como informó El Destape, los Macri se presentaron en el fuero Comercial con su propuesta de pagar los 296 millones de pesos que deben desde el 2002 en una única cuota y con fondos que dijeron que no tenían. Buscan salvarse así de los intereses que implicaría un plan de cuotas y pagar los intereses por estos 18 años con dinero que logren arrancarle al Estado en juicios que le iniciaron por la quita de la concesión del Correo.

Al día siguiente, la Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura desestimó la denuncia contra Lavie Pico.

El 17, para completar la maniobra, los Macri pidieron la unificación de las causas contra el Estado en el juzgado del mentado juez.

El 18, en una causa que iniciaron en 2016 para reclamar 2.365 millones de pesos, pidieron suspender los plazos hasta que se resuelva la unificación.

Si les sale la operación que plantean sin temor a la vergüenza, los Macri harían de su histórica deuda un negocio millonario.