Inflación, dólar y créditos: cuál es el plan económico del Banco Central en 2020

El ente rector puso primera para reconstruir una economía golpeada.

02 de enero, 2020 | 14.35
Cuál es el plan del Banco Central en 2020 | Reactivación

El Banco Central (BCRA) informó los objetivos de la entidad para el 2020, entre los que se destacan bajar la inflación y poner énfasis en ampliar la línea de créditos.

Bajo la conducción de Miguel Ángel Pesce, el BCRA definió su esquema de lineamientos en el año que entra. Sus intenciones serán “procurar disminuir las tasas de inflación”, “estimular la oferta de crédito al sector privado”, “mantener el régimen de flotación de la moneda local en el marco actual de regulación cambiaria” y “nutrir sus reservas con compras de divisas al sector privado”.

De acuerdo al informe, “para empezar a crecer, el país debe primero estabilizar su macroeconomía, redefinir las prioridades de política y sentar las bases para un desarrollo económico sostenible”.

A su vez, reveló que “la futura estrategia de absorción de excedentes monetarios propenderá al alargamiento de plazos y a la reducción de su costo”, es decir, que sus Letras de Liquidez (Leliq) tendrán un vencimiento a mayor al plazo actual de siete días y sus tasas mantendrán una tendencia a la baja.

En cumplimiento con el artículo 42 de la Carta Orgánica, que requiere al Central publicar “antes del inicio de cada ejercicio anual sus objetivos y planes respecto al desarrollo de las políticas monetarias, financiera, crediticia, y cambiaria”, la autoridad monetaria estableció que orientará sus políticas para:

  • Procurar disminuir las tasas de inflación contribuyendo con la prosecución de los objetivos derivados del acuerdo social mediante la administración prudente de la oferta monetaria de la economía. Dentro de la misma, se contempla atender las necesidades indispensables de financiamiento del Tesoro.
  • Mantener el régimen de flotación de la moneda local en el marco actual de regulación cambiaria. También se propenderá a la acumulación de reservas internacionales permitiendo incrementar los grados de libertad para ejercer una política económica autónoma.
  • Estimular la oferta de crédito al sector privado, atendiendo las necesidades de capital de trabajo derivadas del estado de situación de emergencia en el que se encuentra el país, y propendiendo a la participación del financiamiento productivo a largo plazo, particularmente el destinado a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs).
  • Velar por la estabilidad financiera perfeccionando la regulación micro y macro prudencial, por un lado, y propender a una mayor inclusión financiera, por el otro. En ambos casos, atendiendo a las oportunidades y desafíos regulatorios que brindan los avances tecnológicos. Panorama monetario y financiero al cierre de 2019 y nuevos objetivos

¿Querés recibir notificaciones de alertas?