Francia: Steve, el primer desaparecido de la era Macron

En Nantes, la policía irrumpió abruptamente en un concierto donde se celebraba el Día de la Música

08 de julio, 2019 | 18.07

El 21 de junio como todos los años, mas de 2000 jóvenes se reunieron para festejar el Día de la Música en un predio cedido por la municipalidad de Nantes. A las 4h de la mañana, la Policía da orden de cortar la música. El DJ pasa una ultima canción para despedir el evento. A las 4h30 mientras los presentes seguían bailando, unos veinte policías comienzan a tirar gases lacrimógenos y balas de goma en reacción a algunas botellas lanzadas por los participantes lo que produce un desbande descomunal.

Unos catorce jóvenes se tiran o caen al agua del río Loira ubicado a pocos metros del lugar. La mayoría son rescatados por los bomberos menos uno: Steve Maia Caniço de 24 años que sigue desaparecido. Steve no sabía nadar según cuentan sus amigos.

A Mediapart, Jeremy explica: "No vi nada, traté de nadar. Me aferré a una cuerda lateral, no vi caer a los otros, pero los escuché. " Después de 15 a 20 minutos, el joven es rescatado, sin secuelas. Por encima de él, la brutal intervención policial continúa, "fue una locura, como fuegos artificiales".

Qué motivó a los policías intervenir de esa manera? La Prefectura dio acaso la orden de parar la fiesta a las 4h ? Johann Mougenot, el director del gabinete del prefecto de Loire Atlantique, reenvía a la "investigación del IGPN (Inspección General de la Policía Nacional)". "Pero esa noche", le dice al semanario Marianne, "el subprefecto de guardia no fue notificado de incidentes. No ordenó cortar la música, ni replicar después del lanzamiento de algunos proyectiles.

Un sindicalista SGP-FO es aún más categórico. "¡Fue el enfrentamiento garantizado!” dijo hace unos días al diario Oest-France, Philippe Boussion, refiriéndose a" una falta grave de discernimiento, a una orden aberrante, poniendo en riesgo a los colegas y a los jóvenes presentes. [...] No fueron los saqueadores atacando e incendiando la ciudad de Nantes por lo que tuvieron que intervenir de inmediato. Eran chicos bailando”. Otras fuentes también sugieren que lo más "lógico" hubiera sido "dejar que la fiesta termine" ...

Los oficiales de policía son muy conscientes de que todas las intervenciones cerca de una fuente de agua son, por definición, de alto riesgo. "En París, nunca se realizaría ningún ataque en las orillas del Sena, incluso en un puente, es una regla intangible", dice a Marianne una fuente de los CRS (Compañía Republicana de Seguridad).

"Puede ser que una persona caiga accidentalmente en el Loira", le dice Mathis a un periodista de Le Monde. Pero cuando hay catorce se trata de un problema grave. Estas personas no se tiraron al agua por placer. Estaban huyendo de algo. Originalmente, solo estábamos allí para divertirnos. "

Toda relación con la persecución, desaparición y muerte de Santiago Maldonado no es pura coincidencia…Hay también en Francia orden de reprimir, de ir al choque, de amedrentar y disciplinar con las armas, letales o no.

Reacciones

El 29 de junio, una manifestación de mas de mil personas desfilaron por las calles de Nantes preguntando “Donde esta Steve?, Verdad y justicia”. Un cartel expresaba: “Vinieron a bailar y los arrojaron al Loira”. "Estamos aquí para denunciar lo que pasó", dice Anaïs al diario Le Monde. Catorce personas se encontraron en el agua, nuestro amigo desapareció. Muchos participantes sufrieron daños psicológicos y físicos. Tenemos derecho a divertirnos, nunca quisimos romper nada. "

El 3 de julio 85 personas presentaron una “denuncia contra X” por "poner en peligro la vida de terceros"  y por "violencia intencional por una persona que es depositaria de la autoridad pública", apuntando a la intervención policial.

Al presentar esta denuncia, la abogada Marianne Rostan tiene la intención de obligar a la fiscalía a llevar a cabo una investigación judicial más amplia sobre las condiciones de la intervención policial de esa noche. "Recibí 140 testimonios de personas presentes en el sitio”, le dice al semanario Marianne. Entre las 15h y las 4h, todo andaba muy bien, había un buen ambiente. Y de repente, mientras se cortaba la música tecno, el DJ había puesto al final la canción del grupo Bérurier Noir ("Los jóvenes mandan al diablo al Frente Nacional"), todos los testimonios concuerdan en que la gente fue atrapada en una nube de gas lacrimógeno. "

El sábado 6 de julio una segunda marcha en homenaje a Steve se realizo delante de la Prefectura de Nantes con la presencia de un centenar de personas, la mayoría jóvenes

que gritaban “Justicia para Steve”, “Basta de violencia policial”, “Asesinos” frente a los policías que custodiaban el edificio.

Por el lado de los políticos poca o nula reacción frente a la desaparición de Steve. Salvo la intendente de Nantes, la socialista Johanna Rolland, que reaccionó tres días después del evento escribiendo al Prefecto y expresando "su profunda preocupación" y pidiendo que “se investigue muy rápidamente sobre las circunstancias de esta intervención". El prefecto aun no respondió. Desde entonces, la intendenta guarda silencio.

Muy pocos diputados se han expresado sobre el evento. El presidente Macron ni siquiera tuvo unas palabras de aliento hacia los padres de Steve quienes esperan aun recuperar a su hijo.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?