Escuchas ilegales: la guerra entre la AFI y la Corte suma un nuevo capítulo

Integrantes de la comisión bicameral de Inteligencia cuestionan a la agencia por su escrito contra el máximo tribunal. Acusan a Arribas de realizar espionaje ilegal y reclaman reunión de plenario “urgente”. 

23 de julio, 2019 | 10.55

Los diputados Rodolfo Tailhade y Leopoldo Moreau, integrantes de la Comisión Bicameral Permanente de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia, presentaron este martes un escrito ante el presidente de la misma, Juan Carlos Marino, en el que fustigan a la AFI por “intentar desestimar lo establecido por la Acordada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Nº 17/19”. Allí, el máximo tribunal abordó la problemática de las filtraciones de las escuchas telefónicas y pidió investigar a la agencia así como restringir su rol de auxiliar de justicia en las causas penales. La Casa, como publicó El Destape, desafió esa decisión. Los legisladores acusan al jefe de los espías, Gustavo Arribas, de realizar espionaje ilegal y proponen convocar a una reunión plenaria de forma “urgente” para abordar la respuesta del organismo al Tribunal Superior.

Exclusivo de El Destape: Gustavo Cerati, inédito

El miércoles pasado el titular de la AFI elevó un escrito a la comisión rechazando la posición de los cortesanos y los acusó de intromisión en otro poder del Estado. Ahora, Tailhade y Moreau apuntan contra el señor 5 por esgrimir “falsedades meridianas y consideraciones subjetivas”.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los diputados afirman que el rol de la agencia “ha sido tergiversado y vulnerado por la actual conducción”. 

Y cargan con dureza contra el amigo del presidente Mauricio Macri: “El Director de la Agencia de Inteligencia ha aprovechado la intervención de ese organismo en causas penales para ejecutar acciones de inteligencia ilegal, como así también para filtrar información a los fines de ejecutar operaciones políticas”, escribieron en el texto que acercaron a Marino.

En otro pasaje, recuerdan que en la acordada de la polémica el Alto Tribunal le había encomendado a la comisión bicameral que analice si la AFI realizó tareas de espionaje ilegal. Y que ellos mismos presentaron un documento para que entonces se le de “urgente cumplimiento” al requerimiento. No obstante, resaltan, “hasta el día de hoy, como miembros de esta Comisión, no hemos tomado conocimiento de ninguna acción dirigida a dar cumplimiento a lo solicitado por la Corte Suprema”.

En su respuesta a la Acordada 17/19, Arribas -que rubricó esa contestación con su segunda, Silvia Majdalani- afirma que el organismo bajo su mando no violó ninguna ley. Algo que también es refutado por los dos legisladores que integran el Frente de Tod@s. Citan tres casos:

1) La intervención de los agentes Eduardo Miragaya y Carlos Sidras “en el intento de vinculación del juez federal Sebastián Casanello con la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y el armado de una causa penal a ese efecto”. Caso que está siendo investigado en sede judicial.

2) La actuación de Miragaya “en una operación de inteligencia desplegada en el programa televisivo ‘La noche de Mirtha’ para involucrar a distintas personalidades en casos de pedofilia”.

3) Y “el intento de extorsión al juez de la provincia de Buenos Aires, Luis Carzoglio” que, según denuncian, fue ejecutado por los agentes Juan Sebastián De Stéfano y Fernando Di Pasquale, “para que proceda a la detención de los dirigentes gremiales Hugo y Pablo Moyano”.

Ante este escenario, los diputados -que entregarán una copia de su documento a los integrantes de la Corte- le solicitan a Marino que “de forma urgente se convoque a reunión plenaria” para tratar la nota que presentó la AFI. También piden ser informados sobre las medidas que adoptó la comisión para cumplir con la disposición suprema de analizar si la agencia realizó tareas de inteligencia ilegal.

La “guerra” de la AFI con la Corte

La polémica se inició por las sucesivas y escandalosas filtraciones de escuchas que derivaron en una acordada de la Corte, la 17/19. 

Allí, los supremos solicitaron “a la Comisión Bicameral Permanente de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia que certifique que la Agencia Federal de Inteligencia no realiza tareas de investigación criminal ajenas a las expresa y específicamente solicitadas como requerimiento de asistencia por los magistrados judiciales”. Esto es, si no hace espionaje ilegal. 

A su vez, los cortesano también exhortaron “a los jueces con competencia penal para que apliquen de forma restrictiva la norma que los faculta a requerir la intervención a la Agencia Federal de Inteligencia”. Es decir, llamó a acotar su rol como auxiliar de justicia y a que los magistrados se apoyen en otras fuerzas federales.

El 17 de julio pasado, el organismo salió al cruce del máximo tribunal, tal como publicó El Destape el domingo. “No se puede aceptar este tipo de exhortaciones”, esgrimieron desde La Casa. Y acusaron a la Corte de no tener facultades para disponer el “recorte” en sus funciones.

En relación al primer punto, lejos de dejar auditarse, Arribas y Majdalani le contestaron a los cinco ministros cortesanos que no ordenaron ni consintieron  “ninguna tarea por parte de personal de este organismo violatoria” de la ley. 

Respecto al segundo punto, acusaron a la Corte de intromisión en otro poder. “La consecuencia del cumplimiento de tal exhortación significaría la derogación de hecho de una norma del Congreso Nacional vaciándola de contenido por efecto de una Acordada de la Corte”. Así, aseguraron el señor 5 y la señora 8, “nos enfrentaríamos a un ejercicio de actividad legislativa por parte del Poder Judicial, lo cual se encuentra vedado”. 

En un claro mensaje de que no darán el brazo a torcer en esta puja, los directores de la AFI concluyeron que “por lo expuesto, no se puede aceptar este tipo de exhortaciones administrativas que, no solamente limitan o cercenan facultades legales de otros poderes, como se expresó precedentemente, sino que, a su vez, se efectúa sin existir ‘caso’ o ‘controversia judicial’ alguna, quedando exclusivamente en el campo del prejuzgamiento”.

Y cerraron: “Hasta tanto se deroguen las previsiones normativas que se ordenan a esta Agencia participar activamente en su lucha, seguiremos trabajando denodadamente para extinguir tales flagelos”.

Ahora, Tailhade y Moreau reclaman abordar esta polémica respuesta en el plenario de la comisión que debe controlar a los organismos de inteligencia. 

EL DESTAPE RADIO DE SÁBADO ►