La diputada nacional Elisa Carrió confesó que se "ríe" de su celulitis y reconoció que ahora es "un peligro".

Sus declaraciones se hicieron en el programa "Terapia de Noticias", por La Nación +. La líder de la Coalición Cívica reveló que su método para contener el ego es mirar su celulitis y que reconoció que por eso ya está "ida, soy más peligrosa". "Soy un peligro andante", agregó. 

Luego, Carrió se levantó y relató la situación que vivió en una convención de la Alianza.