EN VIVO

MACRI Y EL MISTERIO DE LOS U$S 32.000 MILLONES | El Destape Extra

Elecciones en Bolivia: los dilemas del partido que lidera Evo Morales

Choquehuanca recibió el respaldo en una cumbre para ser candidato, pero Evo, la base campesina cocalera y quechua lo cuestionan. 

13 de enero, 2020 | 11.16
Elecciones en Bolivia: los dilemas del partido que lidera Evo Morales | Bolivia

El Movimiento al Socialismo (MAS), el partido liderado por el presidente derrocado Evo Morales, realizó el último sábado una asamblea federal de dirigentes –un “ampliado” en la jerga del evismo- en territorio boliviano. La referencia a la localización es pertinente ya que su jefe de campaña y máximo referente continúa su exilio forzado porteño; por esa razón la última cumbre importante del MAS se realizó hace dos semanas en el Hotel Bauen en Capital Federal. En concreto, los delegados del MAS y los líderes de las organizaciones sociales que tienen un acuerdo táctico con Morales –que confluyen en el denominado Pacto de Unidad (una construcción similar a lo que implicó Unidos y Organizados durante el mandato de Cristina Fernández)- se reunieron y debatieron por horas en el estadio Manuel Flores, ubicado en un municipio del departamento de Oruro.

En dicho conclave se resolvieron varios puntos: rechazar la continuidad del mandato de la presidenta autoproclamada Jeanine Áñez, que gracias a un inminente fallo judicial seguirá en su cargo hasta que traspase el mando al Jefe de Estado ganador en las elecciones del 3 de mayo, advertir que el nuevo presidente de Yacimientos del Litio es un técnico a servicio de los capitales chilenos crítico del proceso de industrialización de ese mineral iniciado por Evo Morales, denunciar la campaña de hostigamiento contra los dirigentes del MAS y el cierre de medios comunitarios.

Por último, en lo que fue el pronunciamiento más importante, el ampliado del MAS resolvió nominar a los dirigentes David Choquehuanca –catedrático aymara, ex Canciller, de gran prédica en la zona de El Alto y en La Paz, una cara amable del indigenismo para los sectores medios blancos- y Andrónico Rodríguez –joven politólogo de El Chapare, segundo de Evo Morales en el poderoso sindicato cocalero local, de fuerte ascendencia hacia los sectores campesinos y quechuas- como la fórmula presidencial capaz de vencer en las urnas a los candidatos promovidos por la coalición golpista boliviana.

Esa resolución no fue unánime. El binomio electoral Choquehuanca- Rodríguez contó con el apoyo de los delegados provenientes de las provincias de Potosí, Oruro, La Paz, Santa Cruz de la Sierra y Beni. Se trata de un apoyo significativo porque hubo manos alzadas a favor del ex jefe de las relaciones exteriores del Palacio Quemado de dos distritos claves: La Paz y Santa Cruz de la Sierra, el primero por ser la capital política del país además de contener junto a El Chapare a una de las cunas políticas del evismo, el segundo departamento por simbolizar el corazón agroexportador de Bolivia y cobijar el núcleo territorial del proyecto golpista. Por su parte, los enviados de Pando, Tarija y Chochabamba no se pronunciaron, y los representantes de Chuquisaca adhirieron a la fórmula pero en sentido inverso: Rodríguez- Choquehuanca optaron como opción. Varios dirigentes del MAS consultados por El Destape desmintieron como cierta esa resolución partidaria y en sus redes sociales precintaron el comunicado fechado en Oruro con la siguiente leyenda roja en letras mayúsculas: FALSO.

El Destape habló con un documentalista boliviano con años de militancia en el MAS para conocer su impresión de lo debatido el sábado en Oruro. Por razones de seguridad la fuente consultada prefiere ser referenciado con un seudónimo. “La represión es fuerte acá, y el día 21 de enero vamos a iniciar un bloqueo federal de carreteras”, justifica el anonimato Luison. “El sector aymara del que proviene Choquehuanca es una de las nacionalidades más fuertes de Bolivia; segunda cuestión, la comunidad aymara suele dar sus pasos de forma mancomunada y por consenso. El sector mayoritario de dicha etnia, enraizado mayormente en la zona de El Alto, ha resuelto apoyar a Choquehuanca por su visión a favor de un cambio gradualista. Por el contrario, el sector indigenista más radical  no apoya al ex Canciller. Lo más importante a entender es que la complejidad del proceso de cambio boliviano entró en una etapa más dinámica y cambiante a partir del golpe. Todo está en discusión dentro del MAS porque todo ha cambiado en Bolivia desde que la dictadura tomó el poder”, precisa Luison.

Por último, el analista regional venezolano Bruzo Sgarzini –de fluidos contactos con la conducción política del MAS- coincide con el sector del evismo que ve en la candidatura de Choquehuanca a una operación política impulsada por el gobierno de facto: “¿Entonces el anuncio de la fórmula David Choquehuanca- Andrónico Rodríguez fue el intento de marcarle la cancha a Evo Morales? Ya amagaron a no reconocer la decisión de Evo (en relación al anuncio que hará Morales el día 22 de enero en Buenos Aires sobre la fórmula presidencial consensuada) los presidentes de Diputados y Senadores. La unidad del MAS está con pronóstico reservado”.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?