El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió con referentes de la CGT y de la Unión Industrial Argentina (UIA) en Tucumán para escuchar las preocupaciones y delinear políticas que reactiven el empleo en el país. Llamó a "integrar esfuerzos" entre distintos sectores y pidió "serenidad" a la población tras la represión de la Policía en la 9 de Julio.

Tras el encuentro, brindó una conferencia de prensa ante periodistas locales y calificó: "Hemos instituido la Argentina del futuro, que dialoga para ver cómo hacemos que la industria vuelva a tener un rol central, preponderante, donde la pyme sea atendida en su particularidad. La pyme del interior del país reclama que haya un tratamiento diferenciado" según las características del lugar donde está emplazada.

Por eso, Fernández remarcó: "El nuevo modo de trabajar es con todos, escuchándonos, entendiendo dónde están los horizontes a los que queremos llegar, dónde están las prioridades que, para todos los que estamos acá, es producir y dar trabajo, exportar para conseguir divisas y cumplir nuestras obligaciones".

Sin embargo, aclaró que para lograr eso es necesario "hacerlo con los industriales argentinos y también con el campo" e "integrar esfuerzos". Éstos son: "Los que trabajan, producen y los que, eventualmente si es decisión de los ciudadanos, tendremos que conducir el Estado".

Frente a esa propuesta de unidad, pero en un contexto social delicado, el candidato fue consultado sobre la represión que se desató esta tarde en el centro porteño, ante la movilización de organizaciones sociales. Al respecto, entendió "la justicia de los reclamos", pero pidió "a los argentinos que no pierdan la calma" porque el país transita "una situación difícil".

Por ello, enfatizó: "Le pido a todos los argentinos serenidad porque lo peor que nos puede pasar es que los nervios abran paso a los violentos y que éstos se lleven la salud o vida de alguien".

 

 

Las organizaciones sociales exigieron la ampliación y actualización de planes sociales, al tiempo que el Congreso se prepara para debatir la emergencia alimentaria: "Si el Presidente está dispuesto a corregir las partidas presupuestarias necesarias para que la alimentación llegue a todos los argentinos, bienvenido sea".

Alberto Fernández también fue interrogado sobre la situación económica. Evitó opinar del Presupuesto 2020, dado que no lo leyó, pero destacó que "no hay razón para que un sector de la economía esté dolarizado y el resto del país lo padezca", en referencia a los tarifazos. En esta línea, analizó "los argentinos han pagado mucho, las empresas han ganado mucho y no se ve que hayan reinvertido para mejorar el servicio".

Finalmente, propuso "federalizar" la economía del país y criticó las medidas electoralistas tomadas por el Gobierno tras la derrota en las PASO: "Frente a un revés electoral, entendieron que podían congraciarse con los votantes diciéndoles que no van a pagar más el IVA sobre los alimentos y menos impuesto a las ganancias".

Sin embargo, sostuvo, se olvidaron "que tienen siete puntos de déficit fiscal, por lo tanto debió haber tenido otra prudencia". Sobre este punto, reconoció que su plataforma electoral propone medidas similares, "pero hay que hacerlo bien" y argumentó: "No es posible que los que vivamos en Puerto Madero no paguemos IVA sobre la leche. El Gobierno lo hizo a las apuradas y le complicó la vida a muchas provincias".

En la conferencia de prensa estuvieron presentes los referentes de la CGT y de la UIA, así como el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, la candidata a la vicegobernación bonaerense, Verónica Magario, y el primer postulante a diputado nacional por ese distrito, Sergio Massa.