#AltaData | Chile en llamas ¿se cae Piñera? Suscribite

X

La empresa Smartmatic reconoció que apagó el módulo de consulta de los fiscales partidarios durante las PASO del 11 de agosto. De este modo, admitieron que falló una parte clave de los comicios: el control de la elección por parte de las fuerzas políticas opositoras. Lo hizo luego de que los veedores informáticos del Consejo de la Magistratura dieran a conocer un duro informe en el que concluyeron que "el recuento provisional (de votos) funcionó de forma totalmente defectuosa".

En un comunicado, la empresa que estuvo a cargo del software de transmisión de telegramas desde las escuelas al centro de cómputos y el sistema de recuento provisional de los votos, reconoció que "Smartmatic tomó la medida preventiva de desactivar este módulo (el de consulta habilitado para que los fiscales partidarios puedan monitorear la elección), dándole prioridad a la continuidad del proceso de carga y cómputo".

Según su explicación, lo hicieron como "medida de contingencia" que "forma parte del protocolo de buenas prácticas" de la empresa porque las modificaciones y nuevas configuraciones requeridas "a último minuto relentizaron el módulo de consulta".

La empresa aseguró que el informe del Consejo de la Magistratura no hace referencia a los procesos de transmisión de telegramas y recuento de votos, sino justamente al módulo de consulta, el cual reconocieron que apagaron. Por otra parte, destacaron la reducción del "sesgo en la carga" para ofrecer resultados la misma noche de los comicios. Incluso destacaron que hubo un 80% de telegramas procesados antes de las 23.

Pese a destacar que estas dos patas de su trabajo funcionaron acorde a lo esperado por ellos, reconocieron que falló un punto clave: el control de la elección por parte de las fuerzas opositoras que advirtieron sobre la posibilidad de manipulación en la carga de los datos.

Comunicado oficial de Smartmatic.