La conducción de Consenso Federal, encabezada por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, evaluó que en octubre el espacio puede convertirse en segunda fuerza nacional y competir en un balotaje contra el Frente de Todos. De este modo, buscarán desplazar a Juntos por el Cambio en las elecciones generales.

El espacio de Lavagna quedó en tercer lugar con el 8,22% de los votos, detrás del oficialismo, que obtuvo el 32,08%, lejos de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, con el 47,65%. Ante la mala imagen del Gobierno y la crisis económica, desde Consenso Federal evaluaron desplazar a Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto.

En el encuentro, remarcaron que el espacio advirtió que "el fin de los procesos de polarización extrema viene acompañado de situaciones críticas". Por eso, destacaron que la PASO los dejó como la tercera fuerza a nivel nacional "con la perspectiva de convertirse en octubre en segunda y disputar el balotaje".

Lavagna comentó, durante el encuentro, que Macri lo llamó por teléfono pero que no hubo invitación a un encuentro con el mandatario. Según dijo el Presidente, se comunicó con todos los candidatos confirmados por la PASO, algo que fue desmentido por Alberto Fernández.

De la reunión participaron los diputados nacionales Graciela Camaño y Marco Lavagna; el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Eduardo “Bali” Bucca; el diputado provincial de la provincia de Santa Fe, Joaquín Blanco- en representación del Gobernador Miguel Lifschitz; el candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Alejandro "Topo" Rodríguez; el candidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Hourbeigt; el dirigente Rodolfo Gil y el Jefe de Campaña, Armando Torres.