Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

El Gobierno siguió las idas y vueltas en Alternativa Federal, que tuvo una reunión en la provincia de Córdoba con los cuatro padres fundadores. Y la primera sensación fue de alivio, ya que creen que Sergio Massa terminará jugando con ese espacio, cuando necesitan una oposición lo más dividida posible.

En la Casa de Gobierno saludaron la foto de los cuatro porque, creen, quedaría establecido el mapa político que ellos ven más conveniente: el peronismo en dos frentes, con Massa del lado de los alternativos y un Lavagna que, esperan y piensan, se terminará bajando. El congreso del Frente Renovador puede torcer o confirmar este rumbo.

massa pichetto urtubey schiaretti
 

Esto último también es muy importante para la Rosada, ya que, según sus encuestas, "los votos de Lavagna se van 80-20 para Macri" si el ex ministro de Economía no juega. "Con el armado que tiene, no puede completar una lista" dicen con sorna sobre sus aliados del socialismo y el GEN. Por eso, creen que el destino final de Lavagna será renunciar a la carrera presidencial.

Embed
 

Paradójicamente, no está dicha la última palabra y en el entorno de Massa no cierran la puerta a un acuerdo con el peronismo kirchnerista. Cerca del tigrense vienen repitiendo en los últimos días que el objetivo es "derrotar a Macri". En el Gobierno piensan que la foto de los cuatro ayuda a lo contrario.

Sin embargo, la imagen negativa alta de Macri hace que la posibilidad de reelección no sea tarea sencilla. Afirman que la elección tanto nacional como provincial está peleada palo a palo ("peluda" en términos de una fuente gubernamental) y deben poner la vara lo más baja posible: cuanto peor sea el punto de comparación, mejores chances de tener un discurso prometedor en el tramo final de la campaña. Nunca más "lo peor ya pasó" o "la inflación está bajando" porque no hay manteca para tirar al techo.

En cuanto la Provincia: aunque suene extraño, el Gobierno ve como un buen candidato a Axel Kicillof, que recientemente se sacó una foto con Verónica Magario y la dupla presidencial Alberto Fernández y Cristina Kirchner. "Es joven, tiene transferencia directa (de votos de CFK) y no está manchado por los bolsos", en referencia a los casos de corrupción que el oficialismo le machaca al kirchnerismo. La carrera está por comenzar.