Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

El mundillo político se vio sacudido cuando se echó a correr la versión que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y el actual presidente de la cámara de Diputados, Emilio Monzó, se habían encontrado este lunes, justo después del cierre de listas que dejó más heridos del lado del oficialismo que del lado del frente opositor. Monzó termina su mandato este año y, según él mismo informó, si no recibe otro ofrecimiento pondrá una consultora en política y comunicación junto a Nicolás Massot.

Fuentes allegadas a ambos confirmaron el encuentro. Del lado del tigrense, explicaron a El Destape que se juntan a comer "lunes de por medio" con un grupo de amigos en común con el oriundo de Carlos Tejedor, representante de la alicaída "ala política" del PRO. "Jugaron al truco, no hubo nada nuevo", explicaron a este medio. Mientras que cerca de Monzó señalaron que tienen una buena relación, que la reunión fue informal y que "hablan frecuentemente por temas de la agenda legislativa", pero lo hacen de manera informal. 

La reunión tomó otra relevancia tras el cierre de listas, cuando se confirmara que Massa encabezaría la lista de diputados nacionales por el Frente de Todos, en alianza con el kirchnerismo y el peronismo. El acuerdo para el Frente Renovador fue visto como positivo, ya que colocó a varios de sus hombres y mujeres en las listas nacionales de todo el país, como así también entre los postulantes para la Legislatura bonaerense y los concejos deliberantes de la Provincia, cuna del massismo. 

Monzó no tuvo esa suerte. Las Listas de Juntos por el Cambio relegaron a su entorno, en tanto que él ya anunció que no renovará su banca a diputado que vence a fin de año. Además, en provincia de Buenos Aires, el ala que responde a Marcos Peña dejaron sin renovación a los dos diputados provinciales que responden a Monzó, Oscar Sánchez y Marcelo Daletto y a sus dos senadores, Marcelo Pacífico y Gabriel Monzó.

La figura de Monzó tienta a la oposición por su peso en la Provincia. Sin embargo, cerca del diputado le bajaron el tono al encuentro y aducieron a que hablaron de la sesiòn especial de mañana, en Diputados. Pese a que no es más legislador, Massa no abandona la rosca política y está al tanto de las negociaciones que ocurren en el Congreso. " Siempre mantuvieron un diálogo muy fluido y hablan frecuentemente por temas de la agenda legislativa", señalaron desde el entorno de Monzó. Cuando El Destape le preguntó si el armado de la consultora sigue firme o si se puede postergar ante algún ofrecimiento político, marcaron: "Su plan es dedicarse a la consultoría, pero nunca se sabe".