El conductor ultraoficialista, Baby Etchecopar, le mandó un video a un amigo y pidió que lo difunda, que se lo pase a todos los argentinos que viven fuera del país, para que voten por Mauricio Macri e impedir que Alberto Fernández sea el próximo presidente. El mensaje, con tono de desesperación, llegó luego de que el Frente de Todos se impusiera por 15 puntos en las PASO ante Juntos por el Cambio.

"Este video es para los compatriotas que andan por el mundo", dijo Etchecopar. "Macri tuvo muchos errores. Muchos. Pero fue un Presidente democrático. Un buen Presidente democrático", enfatizó.

Solo en su casa, pidió "argentino, querido, vaya a votar" y arremetió contra el peronismo: "Nos han copado de nuevo los mismos que se robaron 12 años de Argentina, un PBI completo, ha ganado una mujer sospechada y procesada. Un latrocinio que fue el más grande que sufrió nuestra querida Argentina".

Para el actor, todos los que piensan como él están "viendo los pasaportes" para irse del país en caso de una derrota del oficialismo: "Vamos en vías de ser Venezuela". Como el mensaje fue enviado a un amigo suyo que vive en Miami para difundir en el exterior, acotó: "Seguramente, vos que me escuchás desde el país que estés, debés tener una madre, un tío, un sobrino que vive acá y cada vez estamos más acorralados y cada vez nos sentimos más perdidos".

Por eso, pidió que en "estas elecciones voten contra de Cristina Kirchner, contra los sinvergüenzas que se quedaron con la Argentina y ahora se quedan con la libertad de expresión". Alentando el terror, el mediático oficiailsta analizó: "Nunca pensé que nos iban a echar de nuestra Patria. Por favor, les pido por favor".

En un video de menos de dos minutos, Etchecopar lanzó sus propias fake news: "Nos han copado de nuevo los mismos que se robaron 12 años de Argentina, un PBI completo, ha ganado una mujer sospechada y procesada. Un latrocinio que fue el más grande que sufrió nuestra querida Argentina" y remarcó que el mensaje no lo realizó "mandado por nadie" sino que "la desesperación" lo llevó a mandárselo a un amigo que vive en Miami y pidió "que por favor se difunda".