Tras las duras derrotas en las provincias, de 14 elecciones a gobernador solo ganó una, Cambiemos diseña las listas de cara al 22 de junio donde se definirán los candidatos para la presidencial, algunas gobernaciones e intendencias y las legislativas. En Olivos se reunieron Alfredo Cornejo y Ernesto Sanz con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los radicales aseguraron que hay acuerdo con el PRO para que cada uno de los partidos mantenga la cantidad de bancas.

Cornejo y Sanz confirmaron ante periodistas esa noticia, en medio de las tensiones dentro de la alianza gobernante por el armado de las listas, principalmente por el reclamo de la habilitación para competir a los que habían sido candidatos a gobernaciones y que fueron derrotados. La presión de la diputada Elisa Carrió obligó a levantar la prohibición.

 

 

Según relató Clarín, hay un acuerdo entre la UCR y el PRO las renovaciones de los mandatos que vencen a fin de año tendrán prioridad. Los radicales, que de los 12 escaños que tiene en el Senado solo perderá la banca de Angel Rozas (que no renovará) y aspira a sumar a dos: Horacio Quiroga (Neuquén) y Martín Lousteau (CABA). Mientras que en Diputados, la UCR intentará defender 15 bancas.

Uno de los casos donde hay tensiones, y así lo relató El Destape, es en Santa Fe donde el candidato a gobernador José Corral, que salió tercero y fue duplicado en votos por el candidato peronista Omar Perotti, ahora quiere violentar un acuerdo que había construido con el PRO para el armado de listas a diputados nacionales, desobedeciendo también una promesa del presidente Mauricio Macri.