Tras la sorpresa por la presentación de la fórmula Mauricio Macri- Miguel Ángel Pichetto este martes, las expectativas respecto al posicionamiento de la Unión Cívica Radical, partido clave en la alianza Cambiemos, empezó a crecer.

Con números rojos en las encuestas y una imagen negativa de Macri en aumento, la tracción por el armado territorial del oficialismo alimentó las tensiones en la interna.

El radicalismo, que hace tiempo reclama mayor participación en las candidaturas y más poder de decisión en el armado, se vio desplazado una vez más.

Mientras crecían los rumores entorno al personaje que acompañaría al presidente en la lista y se pujaba desde la UCR para posicionar a una figura propia, la inesperada irrupción de un peronista terminó con esos planes.

 

 

Ahora, a un día para la finalización del plazo legal para presentar los frentes electorales, el presidente del Comité Nacional, Alfredo Cornejo, aseguró que acompañarán.

Mientras, desde Casa Rosada aseguraron que se espera una reunión para el miércoles, donde representantes de la mesa chica del radicalismo y del PRO, delinearán el futuro estratégico del armado de cara a octubre.

Según trascendió del encuentro participarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el ex senador radical mendocino Ernesto Sanz; el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales y el propio Cornejo, entre otros.