Elecciones 2015: Solá pidió un debate pero Vidal se lo negó y lo tildó de "macho nervioso"

12 de octubre, 2015 | 12.42
"Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago". El refrán popular bien podría aplicarse a la disputa entre los dos candidatos a gobernador bonaerense de la oposición, María Eugenia Vidal (Cambiemos) y Felipe Solá (UNA), ya que luego de que el segundo le pidiera hacer un debate, la primera se lo negó.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Inclusive, la actual vicejefa de Gobierno porteño calificó a sus rivales, entre los que incluye, por supuesto, al oficialista Aníbal Fernández, como "machos nerviosos" en relación a la elección que se definirá el próximo 25 de octubre.

Felipe Solá le había reclamado a Vidal que "acepte un debate" público de cara a las elecciones. Según reporta la agencia Noticias Argentinas, Solá sostuvo: "Su jefe de campaña (el intendente de Vicente López, Jorge Macri) me pide que baje mi candidatura, en el debate le voy a explicar porque no me bajo. Tengo un millón seiscientos mil votos que me respaldan".

La respuesta no tardó en llegar. Por radio Mitre, Vidal explicó que "el debate era el 7 de octubre, con todos, y Aníbal se bajó", por lo que "ahora no tiene sentido hacer cosas que le sean funcionales" al ahora jefe de Gabinete de Cristina Kirchner.

En relación a su candidatura, Vidal dijo que "hay mucho macho preocupado, mucho macho nervioso". Y agregó: "La clave de mi crecimiento es que la gente me ve como lo que soy, una mujer común, no extraordinaria". "No soy uno de estos machos alfa que creen que con prepotencia van a resolver las cosas", finalizó.


LA FERIA DE EL DESTAPE ►