El partido homenaje al ídolo 'Xeneize' Juan Román Riquelme se jugaría en diciembre, dos meses después de lo que se había pautado en un principio. En el medio, los rumores que apuntan hacia un pedido del presidente Mauricio Macri al mandamás de Boca, Daniel Angelici, para evitar insultos en la previa de las Elecciones 2019.

Después de algunos idas y vueltas, y aunque aún la fecha no fue oficializada, el último partido de Riquelme en la Bombonera sería el próximo 12 de diciembre, dos días después del traspaso de mando presidencial.

 

 

No obstante, lo que parece una mera cercanía de fechas por casualidad puede esconder una relación más profunda. Es que la primera fecha tentativa para realizar el homenaje a uno de los máximos ídolos boquenses era el 12 de octubre, unos 15 días antes de que se celebraran las elecciones 2019 y eso no le gustó a Macri, según reveló el periodista de TN Marcelo Bonelli.

Al parecer, según lo informado por Bonelli a fines de agosto, el jefe de Estado le pidió a Angelici que posponga la fecha por miedo a recibir una catarata de insultos por parte de los hinchas a pocos días de la decisión final presidencial. Todo habría sido fundado en la mala relación que tienen Riquelme y el ex presidente de Boca.

 

 

Esa situación habría molestado mucho a Román, debido a que no existía una fecha para su festejo. Finalmente la situación se resolvería al unificar el partido despedida con el Día del Hincha de Boca. Desde las 19, el ex futbolista brindará una conferencia en la Noche Disco, donde dará detalles sobre el evento.