Proceso exprés en San Juan contra la violencia de género: el que golpea a su pareja va a juicio en menos de 48 horas

Un nuevo mecanismo implementado por el gobierno provincial permite detener y condenar a victimarios de violencia contra las mujeres. 

26 de enero, 2020 | 05.00
El proceso exprés contra la violencia de género en San Juan | Comenzó a implementarse esta semana

En San Juan se activó un mecanismo que resultó muy efectivo y sorprendió en materia judicial. Desde hace algunos días, la violencia de género es atacada en el fuero de Flagrancia, un operativo que coordina las intervenciones de la Policía y la Justicia logrando juicios exprés en menos de 48 horas. Así, quien es encontrado en flagrante delito va preso y se le asegura un proceso de donde saldrá con una condena, ya sea efectiva o en suspenso.

En la jornada de este jueves se realizó el primer juicio de Flagrancia por Violencia de Género, donde condenaron a un sujeto que cumplía libertad condicional a la pena de 1 año y 6 meses de prisión efectiva, acumulando su monto con la condena que ya venía purgando por un homicidio. Ahora, un hombre llamado Alexis Sánchez deberá pasar 10 años preso, en total, porque contaba con un pesado antecedente.

El pasado miércoles, Sánchez golpeó a su pareja y la dejó encerrada en su casa. La mujer pidió ayuda a los gritos y un vecino la escuchó. En ese momento llamó a la Policía y se activó un dispositivo que contó con la presencia de varios uniformados que detuvieron al sujeto. Minutos después llegó el fiscal y dejó sentado en un acta que la mujer había sido golpeada.

No solo que Sánchez fue preso sino que tuvo un juicio abreviado en 24 horas. Ahora está nuevamente en el Penal de Chimbas donde pasará varios años.

Otros dos casos se dieron en pocos días y este viernes fueron a juicio. La clave para que se active este protocolo de Flagrancia es llamar a la Policía de inmediato, un testigo o la propia víctima si pudiera. La obligación de los uniformados es acudir rápidamente al hecho y buscar aprehender al sujeto en cuestión. Si se comprueban las lesiones a simple vista, será suficiente para que vaya preso.

La política de inflexibilidad en caso de violencia implica que no se le va a permitir al acusado cumplir su falta con una “probation”, que es la suspensión del juicio a prueba. Esto quiere decir que si una persona golpea a su cónyuge, concubino o pareja en cualquier término y es advertido de inmediato irá a juicio. Si tiene antecedentes o denuncias previas por violencia, va preso sin posibilidad de cumplir su pena con beneficios excarcelables.

En todos los casos de violencia, la víctima contará con perimetrales que le impidan al sujeto, si es que no fue preso por falta de antecedentes, acercarse bajo ningún motivo.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?