El jefe del bloque de Diputados massista dice que en el FR hubo destrato a dirigentes

02 de octubre, 2015 | 10.33
El diputado nacional por el Frente Renovador, Alberto Roberti, ratificó hoy su pertenencia a esa fuerza pese a la salida de su esposa, Mónica López, aunque admitió que han sido "muy malos" en el armado político, y que hubo "destrato" a varios dirigentes.

Además, rechazó las críticas que la suegra de Massa y candidata a intendente de San Isidro, Marcela Durrieu, hizo contra su mujer, y recordó que en ese distrito, el Frente Renovador solo sacó el 8 por ciento en las PASO.

"Adhiero a la candidatura de Massa a la Presidencia, soy el titular del bloque de diputados nacionales. Nada de eso varió ni variará", expresó Roberti en declaraciones a radio Latina.

El también titular de la Federación Argentina de Trabajadores del Petróleo y Gas afirmó que la salida de López es "una más de la saga" que se inició con el "destrato" que hubo a varios dirigentes en el armado político.

"Massa en algún momento reconoció cuando habló del barro de la política. Bajando y subiendo a la gente, ese destrato terminó en portazos. El de Mónica López es uno más de esa saga", aseveró.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

SUSCRIBITE A EL DESTAPE


Alberti Roberti.mp3
Alberti Roberti en radio Delta

En ese sentido, recordó que su esposa vio "truncas sus aspiraciones a disputar la Gobernación bonaerense", y pese a que dijo que Massa "es el que mejor propone a la ciudadanía", afirmó que fueron "muy malos" en la construcción política.

"Creo que Massa es el que mejor propone a la ciudadanía. Pero desde el punto de vista de la construcción de la política, lo que se denomina el barro de la política, realmente hemos sido muy malos, no ha sido bueno, y en la provincia de Buenos Aires hemos pagado un muy alto costo", aseveró.

Roberti también tuvo un párrafo aparte para los dichos de Marcela Durrieu, suegra de Massa y candidata en San Isidro, quien hoy adjudicó el pase de López al kirchnerismo a que "seguramente (Daniel) Scioli o Karina (Rabolini) le habrán comprado muchos zapatos".

"Si Mónica fue un fastidio, hay que estar en paz, el fastidio se le fue. No hago comentarios que por ahí puedan agredir. Creo que menuda tarea deben tener algunos compañeros para dar vuelta el resultado electoral en su distrito. Particularmente en San Isidro, la performance nuestra fue de 8 puntos", disparó.

Por último, y en tono de broma, dejó en claro que la salida de su esposa del espacio político que compartía no le traerá problemas: "Que quede claro, banco a Massa y banco a Mónica".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►