A un día del histórico apagón, el costo por la interrupción del servicio sería de $ 158 millones. Aún no hay explicaciones oficiales del colapso energético que dejó sin luz a todo el país.

Según la versión del Gobierno, el reemplazo en el suministro de energía traerá aparejado una pérdida de U$S 3,5 millones. Desde Casa Rosada procuraron no dar cifras sobre las pérdidas adicionales por la alteración del normal funcionamiento de la rutina laboral, tal como sucede en los paros generales.

Se espera que dentro de quince días esté listo el informe final que ya están elaborando las empresas Cammesa y Transener, responsables de la distribución de energía eléctrica.

Por el momento, la central hidroeléctrica Yacyretá se encargó de aclarar que no tuvo culpas por el apagón, como deslizó Cambiemos a través del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.