El bono de $ 5.000 del Gobierno paga impuesto a las Ganancias

14 de noviembre, 2018 | 13.45

El bono de fin de año que decidió el Gobierno para negociar la continuidad laboral con los dirigentes de la CGT estará sujeto al pago de impuesto a las ganancias. No obstante, será no remunerativo, por lo que no se contará para los aportes jubilatorios.

Macri compró las voluntades de la desgastada cúpula de la CGT con sólo $ 5.000. Con el descontrol inflacionario que generó el PRO, que este año cerrará cerca del 50%, este monto representa la pérdida del poder adquisitivo de uno solo de los doce meses de convenio paritario para la mayoría de los trabajadores. La famosa teoría del derrame, que enceguece a los economistas neoliberales del PRO.

Embed

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Más allá de la aguda recesión en que el Gobierno sumió a la economía, la inflación aumentó la tasa de ganancias de los empresarios y achicó la participación del salario en el precio final de los productos. Esto le deja un margen de maniobra a los sectores para entregar está cifra escasa.

La transferencia extraordinaria de hasta ese monto se dividirá en dos pagos, uno junto al sueldo de noviembre y el otro con el de enero. Por no ser una potestad del Poder Ejecutivo modificar los tributos, más allá de que el bono no pague cargas sociales, se sumará para la base del impuesto a las ganancias. Ante esto, algunas empresas decidieron aumentar el importe para que no se modifique el neto que reciben los empleados.

Los excluidos en la repartición de migajas

Macri cedió a las presiones del campo y decidió dejar afuera del pago de los $ 5.000 a los trabajadores rurales con la sequía que afectó al agro como bandera. El Presidente también excluyó a las empleadas domésticas, que ya de por sí tienen unos de los sueldos más bajos del mercado.

Los jubilados, pensionados y beneficiarios de la asignación universal por hijo por ahora también quedan aislados de este mezquino beneficio. Ellos perdieron por partida doble, ya que la disparada inflacionaria del PRO se le sumó al cambio en la fórmula en diciembre pasado, que implicó un recorte sustancial en sus haberes.

Desde ANSES confirmaron a El Destapeque no tienen previsto incluirlos. Los únicos a recibir algo serán los titulares de la AUH, que tendrán sólo $ 1.500 en diciembre. Esta medida había sido decidida por el Gobierno central en septiembre, cuando les habían entregado otro bono por $ 1.200.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►