#AltaData | Los cruces en el Debate entre Macri y Alberto Fernández Suscribite

X

A más de un mes de la implementación del cepo cambiario, la distancia entre el valor oficial del dólar estadounidense y el contado con liquidación (CCL) se acerca al pico más alto. La cotización para este segmento ya supera los $ 67 y empieza a crecer la injerencia sobre los precios internos.

 La inestabilidad del mercado generada por los desajustes del Gobierno derivó en la aplicación de restricciones a la compra de divisas. Inmediatamente, se generó una brecha con el contado con liqui, que se despegó por casi el 19%, para luego descender en cifras más cercanas. 

 

Sin embargo, el arranque del mes de octubre marcó un nuevo avance para este segmento, que promedia los $ 67,4, mientras que el oficial cotiza a $ 60,24. Es decir, la distancia ya representa un 16,4%. Como este es el principal canal de dolarización de las empresas, los precios internos podrían a tomarlo como referencia.

¿Qué es el dólar “contado con liqui”? es una operación por la cual una persona o empresa puede cambiar pesos argentinos por dólares en el exterior, mediante la compra-venta de acciones o títulos de deuda. Una vez comprada la acción no se puede volver a vender hasta 72 horas después.

El comprador pide al banco local o a alguna otra entidad financiera que le transfieran el título a una cuenta bancaria que tiene en el exterior. En el caso de compra-venta de acciones, la persona debe tener además de una cuenta bancaria en la Argentina y en el exterior, una cuenta de brokerage en los dos países en cuestión, que permite hacer la operación. Un bróker es un asesor bursátil que tiene autorización para realizar operaciones en la  Bolsa.

Una vez hecha la transferencia, el tenedor del título lo vende en el mercado extranjero y recibe a cambio un depósito en dólares por la transacción.