El dólar no da respiro a la economía y profundiza la devaluación de la moneda argentina desde el pasado lunes. Esta mañana se disparaba en el Banco Nación y se ofrecía a 56 pesos para la compra y 61 pesos para la venta, 5 pesos por encima del último cierre.

La divisa había comenzado a cotizar, este martes, en 55 pesos en esa entidad financiera oficial, pero en pocos minutos pegó un brusco salto, para ubicarse en los 61 pesos.

El dólar comenzó a operar esta mañana en el Banco Nación a 51 pesos para la compra y 55 pesos para la venta, sin variaciones con relación al último cierre. Ayer, tras la abultada derrota del Gobierno en las PASO y las penosas declaraciones de Mauricio Macri, el dólar aumentó un 23% y cerró a un promedio de 51,20 pesos para la compra y 57,30 pesos para la venta.

En una jornada cargada de incertidumbre por los discursos del presidente, la moneda norteamericana subió más de 10 pesos con relación al cierre del viernes último. La divisa llegó a venderse a 66 pesos en algunos bancos, pero el Banco Central salió a vender unos 100 millones de dólares en busca de limitar la disparada.

También, la autoridad monetaria intervino en el mercado de futuros y aplicó una tasa récord para las Leliq: 74,752%. El dólar mayorista, por su parte, cotiza en torno a los 57 pesos.