Día del Niño: los supermercados se llevan todas las importaciones de juguetes

30 de julio, 2015 | 15.00

Las jugueterías no pueden importar la misma cantidad de juguetes que en el pasado porque los supermercados acapararon parte de las compras que ellos realizaban. Desde el Gobierno desmienten que hayan virado la política de autorizaciones de importaciones.

Junto a Navidad, el Día del Niño es la época de mayores ganancias para los comercios. Ante esto surge una honda preocupación entre los empresarios que se dedican en exclusivo a la venta de juguetes tres semanas y media antes de la fecha. "Se redujo la importación que nos autorizan, mientras que aumentó la de los supermercados", expresó Carlos Restaino, director de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA).

Desde la Secretaría que dirige Augusto Costa, la de Comercio Interno y Exterior, negaron que se haya movido ni un ápice de la política de importaciones ni de lo acordado con los súper. "No hay cambios en las compras del exterior y mucho menos en el caso de los juguetes", rechazó tajante un funcionario del equipo que se encarga de analizar las importaciones.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Para la cartera que depende de Economía, no ha habido una transferencia voluntaria de los productos a los supermercados, como sí confirmó la asociación patronal en lo que parece ser un cortocircuito de versiones. Pese al "muy buen diálogo con el Gobierno" que dice tener Restaino, "aún no hemos podido resolver este gran problema", protestó.

Las jugueteras solían acaparar el 55% de las adquisiciones del exterior, pero la cámara que nuclea a una parte de ellas observó un giro en 2013. Debido a esto, las permitidas ahora sólo representan el 40% de las totales, según las cifras provistas por ellos. "Hubo un desplazamiento de locales polirrubros de grandes superficies que también importan juguetes, pero no es su negocio principal", describió Restaino.

Pero incluso reclamó que los súper reemplazaron a los proveedores locales por externos, lo que también golpeó a las empresas que representa. "Antes les compraban a los jugueteros argentinos y ahora directo de fábricas foráneas", embistió. Los productos extranjeros históricamente se quedaron con el grueso del mercado, dada la gran demanda que se dirige a ese segmento, y esta situación amplía el porcentaje, denunciaron.

Su queja no se centra en rechazos de declaraciones juradas (DJAI), pero sí observaciones o demoras en su aprobación, a la par que los supermercados obtienen más autorizaciones.


LA FERIA DE EL DESTAPE ►