Día de la Lealtad: las cartas íntimas de Juan Domingo Perón

Tomás Rebord (@tomasrebord) y Cristian Cimminelli (@cristiancim) festejaron el 17 de octubre en Caricias Significativas (viernes de 15:00 a 17:00 por El Destape Radio).

17 de octubre, 2019 | 12.02
Día de la Lealtad: las cartas íntimas de Perón | 17 de octubre

El Destape y Caricias Significativas conmemoran el 17 de Octubre a lo grande con una repaso por dos de los momentos más íntimos del General Juan Domingo Perón, de la mano de Tomás Rebord (@tomasrebord) y Cristian Cimminelli (@cristiancim), tus ayudantes terapéuticos en la retirada del macrismo. Podés escuchar sus programas todos los viernes de 15:00 a 17:00.

Se trata de dos cartas que hizo el histórico dirigente a Eva Perón y al dictador Pedro Eugenio Aramburu en 1945 y 1956, respectivamente. Además, en esta nueva edición de #Storybord, los conductores analizaron las distintas definiciones de peronismo que tuvieron tanto Iósif Stalin y Mao Zedong. 

ESCUCHÁ LA NARRACIÓN DE LAS CARTAS:

El abogado recientemente recibido, Tomás Rebord leyó ambas cartas: "Me intereso traer cartas de Perón de puño y letra. Plutarco tiene esto de que no importan tanto la historia fáctica, sino ese detallecito. Esa esquina donde un ojito se asomó en un momento íntimo y eso te pinta más una persona que el Octavo Plan Quinquenal de tu imperio. La primera es en el 45 y la otra en el 56, la primera era cuando estaba sopre. Apenas unos días antes del 17 de octubre. Perón le escribe una carta a Evita desde la Isla Martín García. Es una de las cosas mas conmovedoras de su puño y letra que yo leí". 

"Es un Perón quebrado, no es el que te habla de que todo va a estar bien, la comunidad organizada, no es ese Perón. Es intimo como nunca antes se lo ve. El tipo estaba derrotado. Esto es Perón antes de Perón, deep in love (profundamente enamorado) y en una suerte default, le salió todo mal, la chocó toda, está preso, la ve negra y no le interesa más nada. Lo que más me interesa es que es una persona que prefiguró la Historia del siglo XX y acá está escribiendo antes de ser él, diciendo 'Estoy harto. No quiero saber nada. Te amo, vámonos a vivir a una choza en una montaña y no me importa nada. Si al escuchar esto no sentís nada, sos una pésima persona", agregó Rebord.

La segunda carta fue en un momento muy distinto. Habían pasado varios años y estábamos en plena revolución libertadora. Si alguien no conoce este término, le recordamos que el contraalmirante Arturo Rial la definió como lo siguiente: 'esta revolución se hizo para que el hijo del barrendero muera barrendero'. La definición de los perpetradores de la Libertadura. Hacía poquito Aramburu había declarado que Perón 'huyó tan pronto como le permitieron sus piernas'.

ESCUCHÁ LOS PROGRAMAS COMPLETOS EN SPOTIFY:


"Perón ha escrito mucho respecto a esa decisión y a veces no se la valora tanto. Hay espejismos respecto de que 'corrió en la camionera' y se fue para Paraguay. Él tiene una cita muy linda hablando a los jóvenes diciendo que si hubiera estado convencido de que la revolución se hacía con sangre, ya hubiera dejado allanado el camino y agrega que sospechaba que en esas causas, la sangre derramada no es la que pensaban que se iba a derramar. Además dice que uno se lanza a proclamas revolucionarias sin preguntarse cuánto tiene realmente de popular. Pero en este mega pacifismo del león herbívoro, a Perón estas declaraciones no le cayeron muy bien y le escribe una carta a Aramburu desde Panamá.


 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Querés recibir notificaciones de alertas?