Dólar a $ 73 y el negocio del hambre | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

Una empleada despedida del Ministerio de Desarrollo Socialdenunció a Pedro “Peter” Robledo, director de la ex Subsecretaría de Juventud, en donde ella solía trabajar hasta diciembre de 2017. Según comprobó, durante los últimos meses se hicieron millonarios movimientos de dinero en su cuenta a sueldo de los que no tenía conocimiento.

La ex empleada, Rosaura Cipres, presentó la denuncia contra Robledo en julio de este año por defraudación contra la administración pública, falsificación de documentos públicos y malversación de caudales públicos. Ésta recayó en el juzgado federal 7 de Sebastián Casanello y debe ser investigada por el fiscal Carlos Stornelli. Además, acudió al programa Sólo Periodismo de Crónica TV para visibilizar el caso.

De acuerdo a su relato, el 5 de diciembre Cipres intentó entrar al Ministerio de Desarrollo Social para pedir sus recibos de sueldo y tramitar el carnet de la obra social, pero no la dejaron ingresar a su trabajo porque “estaba dada de baja”. En ese momento, tenía un embarazo de un mes y medio, que ya había notificado a la Subsecretaría. Cuando quiso comunicarse con Robledo, no la atendió.

Embed

“Un par de meses después de mi despido me acerco a Anses para tramitar el monotributo social pero no me dejan porque aparecía activa trabajando en el Ministerio de Desarrollo Social. El sueldo más bajo que aparecía cobrando era de 150 o 160 mil pesos. Me llevo la sorpresa de mi vida”, expresó en diálogo con Crónica TV.

El sueldo que ella solía cobrar, en tanto, era de 10 mil pesos. “No sé quién extrajo el dinero. En el resumen de los últimos movimientos de depósito en cuenta figuran los depósitos hechos y retirados, pero obviamente yo no los retiré. Yo no cobré nada”, aseguró.

Los depósitos y retiros de forma mensual durante al menos 8 meses, con lo cual suman un monto mínimo de un millón de pesos, teniendo en cuenta las cifras que observó Cipres. La mujer consideró que el responsable de esto es Robledo, director del que ahora se denomina Instituto Nacional de Juventud de la Nación.

Por otra parte, un día antes de la emisión del programa en el que hizo su denuncia, la empleada despedida encontró un cartel pegado en el alambrado de su casa con frases escritas con recortes de diario: “Los tiempos PRO cambian. TV? Yo lo pensaría”, rezaba la amenaza, en clara referencia a su decisión de acudir a los medios para hacer la denuncia.

El Destape se comunicó con allegados del joven funcionario público, quienes manifestaron que "está con la tranquilidad" y afirmaron que "esto está armado" y esperan que la denunciante "presente todo inmediatamente en la Justicia".

LEÉ MÁS: UN SENADOR CRUZÓ A MICHETTI POR LAS CHICAS MUERTAS Y LA DEJÓ EN RIDÍCULO

En esta nota