D’Alessiogate: la Cámara de Mar del Plata ratificó el accionar de Alejo Ramos Padilla

La decisión de la instancia revisora implicó un nuevo revés para el fiscal de Dolores, Juan Pablo Curi, quien había cuestionado la investigación del magistrado.

07 de octubre, 2019 | 21.33

La Cámara Federal de Mar del Plata emitió tres resoluciones con las que ratificó el accionar del juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en la causa por espionaje ilegal que se sustancia en esa jurisdicción.

Viajamos al día después de las PASO 2019

El pasado viernes, los camaristas Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez le dieron la derecha al juez del D’Alessiogate al resolver tres apelaciones. La principal fue el rechazo al planteo que realizó el fiscal federal de Dolores, Juan Pablo Curi, quien  había cuestionado el desarrollo que tuvo la causa desde sus orígenes. Pero también ratificaron el procesamiento del fiscal bonaerense, Juan Ignacio Bidone, y el rechazo a ser querellante al juez Carlos Rozanski. Los tres escritos se hicieron públicos este lunes.

 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Nuevo revés para Curi

 

En un nuevo intento por obstaculizar el avance del D’Alessiogate, el fiscal federal de Dolores acudió al tribunal de alzada pidiendo la razón en su pretensión de frenar la investigación en su jurisdicción. ¿Qué planteó?  Que no había existido un impulso de la acción penal de su parte por lo que debía impugnarse la resolución del juez, del 6 de marzo pasado. Es que el fiscal sostenía que el caso debía sustanciarse en la Ciudad de Buenos Aires, tal como lo desean el Gobierno, el fiscal federal rebelde, Carlos Stornelli, y el espía ilegal, Marcelo D’Alessio.

Este viernes, la cámara rechazó el recurso interpuesto por Curi ya que consideró que Alejo Ramos Padilla no actuó de oficio sino por impulso fiscal. Y no solo por decisión de la fiscal subrogante Natalia Corbetta, que fue la primera en intervenir en el caso, sino también por la del propio Curi, el 28 de febrero, tras el allanamiento en la casa de D’Alessio. El procedimiento en la propiedad del espía ilegal, ubicada en el country Saint Thomas, se realizó a partir del dictamen de Corbetta y fue un punto de inflexión para la causa. Allí el objeto de la investigación viró de una posible extorsión a una asociación ilícita.

En el marco de la asociación ilícita se perpetraron una serie de delitos que, para la Cámara, estaban descritos en el dictamen fiscal del 28 de febrero. Allí, Curi “efectuó un relato circunstanciado a partir del cual delimitó numerosos planes delictivos que habrían sido cometidos en el marco de la asociación ilícita objeto de investigación, identificando incluso a sus posibles partícipes”. Por lo que la acción no quedó sin impulso penal. 

Por todo eso, Tazza y Jiménez afirmaron que “existían dos requerimientos formales de instrucción (el segundo ampliando el primero) y un dictamen en el cual el Fiscal delimitaba detalladamente nuevos hechos evidenciados a partir de los elementos colectados durante la pesquisa y sobre los cuales el Juez resolvió continuar la investigación”. “Entendemos, en consecuencia, que el magistrado lejos de proceder de oficio, lo hizo cuando la acción penal ya estaba válidamente impulsada por el Ministerio Público Fiscal”.

¿Por qué es clave si hubo o no impulso de la acción penal? Porque sin ella existe un obstáculo procesal que limita la posibilidad de avanzar con la investigación. 

En ese contexto, Curi había asegurado que el dictamen del 28 de febrero fue meramente enunciativo, descriptivo, que no había dado impulso a la acción. Algo que no fue compartido por la Cámara de Mar del Plata.

El tribunal también consideró que las presuntas cuestiones de incompetencia territorial (es decir, que el caso se investigue en otra jurisdicción que no sea Dolores) no hacen a la nulidad de las actuaciones posteriores. Y recordó que el 13 de mayo pasado ratificó la competencia provisoria de Ramos Padilla.

 

 

Confirma procesamiento de Bidone

 

En su segunda resolución del viernes, la cámara ratificó que el procesamiento sin prisión preventiva  del fiscal bonaerense, Juan Ignacio Bidone.

La cámara ratificó la postura de Ramos Padilla, quien consideró que Bidone fue partícipe necesario en una de las extorsiones que perpetró la banda de D’Alessio y que realizó tareas de inteligencia paralelas prohibidas por la ley de inteligencia.

También respaldó la calificación legal, es decir para la cámara Bidone violó entre otras cosas la ley de de inteligencia, algo que cuestionó la defensa del fiscal bonaerense suspendido. ¿Qué planteó la defensa de Bidone? Que no podía cometer delitos de inteligencia porque no se desempeñaba en un organismo de inteligencia. La cámara le dio la razón al juez de Dolores, al menos por el momento.

“Es sobreabundante la prueba que el magistrado refiere en el caso y que corroboran los vínculos aceitados del imputado para con al menos dos miembros de la organización investigada (Marcelo D’Alessio y Rolando Barreiro), así como también que esa relación se instituía con miras a concluir actividades de investigación ilegal y espionaje político y judicial, utilizando el encartado, a todo evento, su condición de Fiscal de la Ciudad de Mercedes para obtener información sensible y volcarla a la estructura con los fines criminosos reseñados”, remarcaron los camaristas.

Bidone está procesado por pasarle a D’Alessio y su organización informes de migraciones y listados de llamadas telefónicas, material con el que luego la banda realizaba sus “aprietes”.

Entre los casos que se le adjudican al fiscal de Mercedes, figuran: el de Pedro Etchebest, Alfredo Olmedo, Ricardo Colombi, Eduardo Tassano, Sergio Flinta, Eduardo Alejandro Vischi, Mario Víctor Cifuentes, Giselle Robles, Dov Killinsky y Bernardo Marcelo Yungman

En una tercera resolución, Tazza y Jiménez también rechazaron la apelación del exjuez Carlos Rozanski para ser tenido como querellante. El exmaistrado platense no se presentó a una audiencia a la que había sido convocado por la cámara para abordar la cuestión.

 

 

De Vido, querellante en Dolores 

 

Otra novedad que se conoció el viernes pasado en el D’Alessiogate es que el exministro de Planificación Federal, Julio de Vido, fue aceptado como querellante por Ramos Padilla.

El exfuncionario considera que pudo haberse visto afectado por el accionar de la banda de D’Alessio en el marco de la causa que se abrió por la importación de Gas Natural Licuado (GNL). Se trata de un expediente que impulsaron Claudio Bonadio y Carlos Stornelli en los tribunales federales de Comodoro Py.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►