Amalia Granata volvió a cruzarse con Luciana Salazar por los mensajes en Twitter que publica la modelo anticipando los movimientos políticos en Argentina y tanto Mariano Iúdica como Sol Pérez la defendieron en un tenso momento al aire.

"Yo dije que Luciana era una operadora y no es malo. Que en este país las palabras operador y operación sean tomadas como algo negativo no significa que lo sea. Ella está operando claramente por los Fernández-Fernández, y no está mal. Lo que sí, no sé cuál es el fin por el que opera. Cuando sos operador tenés algún fin: económico, de algún puesto o por amor al país".

Fue entonces cuando intervino Mariano Iúdica, conductor del ciclo matutino de América. "Vos dijiste que ella no era periodista, que no está habilitada para opinar", a lo que Granata retrucó: "Yo me pregunté, y les pregunto a ustedes, desde qué lugar ella escribe esos tuits".

 

 

"El tema es que hay muchos periodistas que tienen programas políticos y son súper respetados en el medio, y lo que dicen es palabra santa. (Pero) no se les pregunta si están operando o no, no se les cuestiona la información que dan.  No se pone en jaque si son periodistas recibidos o no", consideró Sol.

La panelista le reprochó a Granata que su crítica a Salazar estuviera relacionada con su condición de modelo: "No entiendo cuál es el problema. ¿No puede pensar? ¿Tiene que tener un título para que sea más valioso lo que diga?".

A lo que Amalia le contestó: "Para mí no es un tema de género. No es que tiene menos importancia lo que dice; al contrario, como ella es una influencer porque tiene muchos seguidores en las redes sociales, lo que dice lo tiene que decir con prudencia".

 

 

La panelista de Involucrados fue un paso más allá: "¿A vos no te dolió cuando te quisiste presentar como diputada, cuando estudiaste Periodismo y te recibiste, que te sigan tirando cómo surgió tu carrera, si sos mediática, si mostrás la tanga o no? ¿No te dolió?". La diputada le respondió: "No. No puedo pensar en eso cuando hay 300 mil personas que me eligieron para estar en una banca en la Legislatura. Yo estoy más elevada que esa mediocridad".

Muy enojada y elevando el tono de voz, Pérez se opuso: "Ninguno está más elevado que otro por estudiar algo. Perdón, pero ahí estoy en desacuerdo. Vos podés tener un título y ser un reverendo bolú". Granata argumentó: "Hay gente que me cataloga de un montón de cosas en las redes sociales y me tiene sin cuidado. Esa es la mediocridad de la que hablo. Pero si no me dejan hablar, me llaman por teléfono y no me dejan hablar.

El clima de la conversación se puso todavía más tenso y la panelista de Pamela a la tarde cuestionó la manera de entrevistar de Pérez: "Podés no ser periodista, pero si ocupás un lugar en el panel por lo menos leé cómo se hace una entrevista". Furiosa, Sol se defendió: "Yo ya sé cómo hacer una entrevista, pero que no me estás dejando preguntar.  Ahí está lo que hacés: tenés que menospreciar el laburo del otro, menospreciar a Luciana Salazar por ser modelo, cantante o actriz. O meterte como yo, que laburo, porque no sabés respetar".