El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, de visita en San Juan y junto al gobernador Sergio Uñac y al presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, se refirió a cuál será su relación con la Justicia.

Después de que desde muchos sectores se le reclamara por una supuesta modificación de la Constitución, el exjefe de Gabinete aseguró que no es un problema y que no representa un tema que esté en su agenda de gobierno. "Yo nunca hablé de reformar la Constitución y no está en mis planes reformarla. Digo esto para que se termine el tema de una vez por todas, habrá gente que cree que hay que cambiarla y yo no lo creo", afirmó.

A la vez, resaltó que en su gestión durante la presidencia de Néstor Kirchner, la Constitución vigente no les impidió "hacer lo que tenían que hacer".

 

 

Consultado sobre las causas que tienen como denunciada a su precandidata a la vicepresidencia, Cristina Kirchner, confirmó que busca "una Justicia que sea propia de un Estado de Derecho, que actúe con total independencia, que tenga jueces honestos y que no respondan al poder político de turno".

"Si la Justicia existe a Cristina nadie la va a condenar, estoy seguro", confirmó y cruzó a quienes habían criticado su posicionamiento sobre la verificación de las condenas establecidas por algunos magistrados en los últimos años.

"Cuando alguno se rasga la vestiduras porque digo que va a haber jueces que van a tener que explicar lo que escribieron, no me lo van a tener que explicar a mí, van a tener que explicárselo al Sistema Institucional argentino, al Consejo de la magistratura o a quien corresponda", sentenció.

"Vengo con cero vocación de venganza, la venganza nos dejó en este lugar. Vengo a hacer la República que ellos declaman y todos los días humillan", finalizó.