Durante la gestión de Mauricio Macri, el empobrecimiento energético asciende como flagelo social, industrial y productivo, y la energía -en calidad de mercancía- se transforma en bien de lujo. En este sentido, las provincias de Jujuy, Tucumán y Entre Ríos, donde este domingo sus gobernadores irán por la reelecciòn, son tristemente algunos de los más claros ejemplos. Así lo reflejan distintos informes del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC).


En el cuarto y último año de gestión neoliberal, y al mes de abril, los hogares de estas provincias consumieron menos energía eléctrica que en 2015. En cuanto al gas, Tucumán consumió igual cantidad de gas que en 2014, Entre Ríos consumió menos gas que en 2013 y Jujuy consumió menos gas que en 2004.

Jujuy

Servicio público de gas natural
En 2019, el consumo total de gas de esta provincia registró un desplome del 34%, mientras que del 25% en relación a 2015. Entre enero y marzo, Jujuy consumió menos gas que en 2004.

En relación a la expansión de la red domiciliaria en esta provincia, advertimos que el trienio 2016-2018 destaca por haber sido el peor en incorporación de nuevos usuarios residenciales desde 2001. Respecto del trienio anterior (2013-2015), la caída fue del 23%, con 1.229 usuarios menos incorporados.

Servicio público de electricidad
La provincia de Jujuy consumió, entre enero y abril, un 6,8% menos de energía eléctrica que en 2015. Interanualmente, cayó 8,7%.

El consumo residencial se desplomó en el primer cuatrimestre 3,4%, ubicándose 1,5% por debajo de igual período de 2015. En pocas palabras, los hogares jujeños consumen menos electricidad que cuatro años atrás. En cuanto al consumo industrial, la caída respecto de 2018 fue del 32,7% y del 31,9% sobre el de 2015. A decir verdad, las industrias de esta provincia consumieron en el acumulado a abril un 42,8% menos energía eléctrica que en 2013, mismos meses.

 

Entre Ríos

Servicio público de gas natural
El gas total entregado a los entrerrianos y entrerrianas en 2018, si bien creció interanualmente, no solamente fue 1,6% menor al de 2015 sino incluso al de 2013 (-1,5%). En otras palabras, el consumo de gas en esta provincia el año pasado retrocedió seis años. Al ingresar al 2019, se aprecia una caída del 2,9%, mientras que del 7% en relación a 2015. Entre enero y marzo, Entre Ríos consumió prácticamente la misma cantidad de gas que en 2012.

En cuanto a la expansión de la red domiciliaria en esta provincia, advertimos que el trienio 2016-2018 destaca por haber sido el peor en incorporación de nuevos usuarios residenciales de su historia (desde 1999). Respecto del trienio anterior (2013-2015), la caída fue del 30%, con 4.673 usuarios menos incorporados.

Servicio público de electricidad
La provincia de Entre Ríos consumió, entre enero y abril, prácticamente igual cantidad de energía eléctrica que en 2014. Interanualmente, cayó 12,7%, siendo una de las peores caídas a nivel provincial.

El consumo residencial se vino abajo en el primer cuatrimestre 16,3%, ubicándose 8% por debajo de igual período de 2015. En pocas palabras, los hogares entrerrianos consumen menos electricidad que cuatro años atrás. En cuanto al consumo industrial, la caída respecto de 2018 fue del 5,5% y del 1% sobre el de 2015.

 

Tucumán

Servicio público de gas natural
En 2019, el consumo total de gas de esta provincia registró un desplome del 32%, mientras que del 9% en relación a 2015. Entre enero y marzo, Tucumán consumió prácticamente la misma cantidad de gas que en 2014.

En relación a la expansión de la red domiciliaria en esta provincia, advertimos que el trienio 2016-2018 destaca por haber sido el peor en incorporación de nuevos usuarios residenciales desde 2004. Respecto del trienio anterior (2013-2015), la caída fue del 34%, con 5.841 usuarios menos incorporados.


 

Servicio público de electricidad
La provincia de Tucumán consumió, entre enero y abril, un 4,5% menos de energía eléctrica que en 2015. Interanualmente, cayó 7,6%.

El consumo residencial se desplomó en el primer cuatrimestre 7,1%, ubicándose 3,8% por debajo de igual período de 2015. En pocas palabras, los hogares tucumanos consumen menos electricidad que cuatro años atrás. En cuanto al consumo industrial, la caída respecto de 2018 fue del 8% y del 8,8% sobre el de 2015. A decir verdad, las industrias de esta provincia consumieron en el acumulado a abril menos energía eléctrica que en 2013, mismos meses.