La provincia de Jujuy, gobernada por el radical Gerardo Morales, fue el escenario de un brutal ataque de la Policía provincial. La represión ocurrió mientras el mandatario provincial iniciaba las sesiones ordinarias de la Legislatura y tuvo a los gremios estatales como víctimas.

Manifestantes del Frente Amplio Gremial, que nuclea a los gremios estatales provinciales y algunos partidos políticos, se movilizaron frente a la Legislatura en contra de las políticas de ajuste y por aumento salarial superior al ofrecido por el gobierno provincial, de solo un 5%.

balas de goma en jujuy represion

En su discurso ante el Poder Legislativo, el aliado de Mauricio Macri reconoció que la propuesta que realizó a los trabajadores fue "insuficiente".

Con un operativo de 300 efectivos, los policías usaron palos y balas de goma para llevar a cabo una represión de la que no se salvó nadie. Varios manifestantes, algunos de ellos mujeres, mostraron su cuerpos con marcas de balas de goma.

Fernando Acosta, de ATE Jujuy, dijo a La García que "en una movilización muy grande, le hicimos sentir al gobernador que no puede seguir con las políticas de ajuste. Les tiraron gas pimienta, empezó respuestas, gritos y comenzó la caballería a tirar balas de goma".

Según informó el diario El Tribunode Jujuy, hubo tres policías heridos luego del operativo.