Nuevo guiño de Francisco a Alberto: el Vaticano criticó las "operaciones especulativas" sobre los alimentos

El Vaticano disparó contra los empresarios que aumentaron sus ganancias en plena pandemia en base a la especulación de los precios de los alimentos. 

06 de mayo, 2021 | 12.30

El Vaticano lanzó una dura condena a las "operaciones especulativas" sobre los alimentos que llevan a cabo los empresarios en plena crisis mundial y una pandemia que azota desde hace más de un año y medio. 

La intervención del Vaticano tiene lugar, luego de que un organismo de Naciones Unidas denunciara este jueves que los precios internacionales de esos productos subieron en abril por undécimo mes consecutivo. "No es difícil ver en el ámbito económico este nosotros desfigurado y la pandemia lo ha hecho más evidente", denunció en conferencia de prensa la subsecretaria del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, Alessandra Smerilli.

En ese punto, el funcionario disparó que "las finanzas, que tienen como vocación original la inclusión, poner en contacto a los que tienen capital con los que quieren desarrollar proyectos y carecen de medios, se han convertido en la mayoría de los casos en pura especulación".

"Pensemos en las operaciones especulativas sobre los productos alimenticios, que corren el riesgo de dejar a países enteros sin acceso a los alimentos a causa del aumento de los precios. Y los más pobres se ven obligados a emigrar", criticó Smerilli en el marco de la presentación de un documento papal sobre migrantes y refugiados.

La denuncia del Vaticano se dio horas después de que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informara que su índice de precios de alimentos se situó en un promedio de 120,9 puntos en abril. Según la FAO, el número es un 1,7 % más que en marzo y un 30,8 % por encima del nivel registrado en el mismo mes del año pasado

"Pensemos en las crecientes desigualdades, económicas, tecnológicas y de acceso a la sanidad. Mientras la lógica imperante siga siendo: 'qué es lo mejor para mí' y no 'cuál es mi parte en una acción que será lo mejor para todos nosotros y para nuestra casa común', no será posible sanar una economía enferma", aseveró la religiosa designada en el organismo por el papa Francisco en un llamado a la solidaridad y unidad. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►