Puñetazo para Trump: Arnold Schwarzenegger comparó el ataque al Capitolio con el nazismo

A pesar de ser un ferviente afiliado al partido republicano, el actor que encarnó a Terminator calificó a Donald Trump como "el peor presidente de la historia".

11 de enero, 2021 | 18.16

El violento y anti democrático ataque al Capitolio de los Estados Unidos continúa generando repercusiones de todo tipo, colándose de lleno en Hollywood y en el círculo de estrellas involucradas en la política partidaria. De manera sorpresiva, el actor afiliado al partido republicano Arnold Schwarzenegger lanzó un video en el que muestra su preocupación ante los manifestantes pro Donald Trump, vinculando lo ocurrido con el nazismo. "Los cristales rotos fueron las ventanas del Capitolio", sentenció.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

La estrella detrás de "Terminator" que fue Gobernador de California, grabó un video de Instagram para compartirlo con todos sus seguidores y lanzó una contundente reflexión sobre el lamentable episodio que ocurrió el miércoles pasado:  "No solo derribaron las puertas del edificio que acoge la democracia estadounidense, sino que pisotearon los mismo principios sobre los que este país fue fundado".

"El miércoles fue del Día de los Cristales Rotos aquí Estados Unidos, y los cristales rotos fueron las ventanas del Capitolio", proclamó, refiriéndose a la noche de 1938 en la que grupos del nazismo atacaron casas y negocios de judíos en Alemania. "Esa terrible noche fue llevada cabo por los equivalentes nazis de los Proud Boys. El presidente Trump es un líder fallido que pasará a la historia como el peor presidente; lo bueno es que pronto será tan irrelevante como un viejo tuit", sentenció, en torno al ataque al Capitolio.

Además, acusó a Trump -actual líder de su partido político- de "fomentar un golpe de Estado engañando a la gente con sus mentiras". También, compartió sus memorias en la época de posguerra en Austria:  "Crecí en las ruinas de un país que sufrió la pérdida de su democracia; crecí rodeado de hombres rotos que se emborrachaban por el sentimiento de su culpabilidad por su participación en el régimen más malvado de la historia".

"Nunca compartí esto tan públicamente porque es un recuerdo muy doloroso. Mi papá volvía a casa borracho, una o dos veces por semana, y gritaba y nos pegaba, y asustaba a mi madre. No lo consideraba totalmente responsable porque nuestro vecino le hacía lo mismo a su familia, y también el vecino de al lado. Lo oí con mis propios oídos y lo vi con mis propios ojos. Sé lo que causa la violencia en un hogar, y en un país. No necesitamos republicanos o demócratas, necesitamos americanos. Deben dejar de lado las ideas políticas y recuperarse unidos", finalizó, aportando rasgos de su vida personal que ayuden a graficar el horrible episodio que vivieron los estadounidenses.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►